¿Fue el Estado de las Autonomías un error de la Transición?

Antonio Papell

La mutilación de la reforma del Estatuto de Cataluña y la llegada al poder en esta comunidad de la formación nacionalista CiU ha provocado una catarsis en el Principado, en forma de decepción colectiva, que, además de atizar la pulsión independentista -hasta el expresidente Pujol ha barajado el concepto, que será de aplicación si España no logra dar una acogida satisfactoria a las demandas catalanas-, ha reavivado la idea de que el diseño del Estado de las Autonomías fue un error de la Transición.

Esta tesis, acogida con insistencia estos días por distinguidas plumas del periodismo catalán, incluye la lamentación por el fracaso de otro proyecto de descentralización, conocido como "constitución Gades" porque fue tramado por un grupo de políticos de la UCD en un establecimiento madrileño propiedad del bailarín Antonio Gades; dicho proyecto, evidentemente fallido, consistía en sobreponer a una España unitaria y meramente descentralizada las tres autonomías de las comunidades históricas, conforme al esquema republicano que se frustró con el estallido de la Guerra Civil. La idea es vieja, y tiene adeptos. El presidente de las Cortes, José Bono, ha emitido uno de los últimos pronunciamientos recientes a favor de esta fórmula.

Objetivamente, la tesis es certera, al margen de las razones estratégicas que en su momento la frustraron. Porque el "café para todos" ignora una parte fundamental de la demanda periférica, que consta de dos ingredientes: uno de ellos, la apetencia de autogobierno, de acercar las decisiones democráticas a los administrados; el otro, el afán de singularidad, de diferenciación. Ocioso es decir que el modelo que finalmente acogió la Constitución ofrece un gran autogobierno pero no singulariza a los entes que alegan (con razón o sin ella, porque no es esta la cuestión) derechos históricos o rasgos étnicos (el idioma, la cultura) para justificar su peculiaridad diferencial y el derecho a lucirla institucionalmente.

El "café para todos" fue un invento del catedrático andaluz Clavero Arévalo, y todavía, originariamente, distinguía las comunidades históricas de las demás. La Constitución no dibujó el mapa autonómico sino que abrió cauces procesales para las comunidades que surgieran espontáneamente, y aplicaba dos procedimientos distintos para consumar la creación de la autonomía: la del artículo 151, más rápida y directa, para las comunidades históricas, y la del artículo 143, menos intensa y más premiosa, para las demás. Sin embargo, Andalucía, aún en manos de la UCD, se opuso a aquella supuesta postergación y, tras un resonante referéndum que supuso el principio del fin de la UCD, eligió la vía del artículo 151. Desde aquel momento, el proceso de desarrollo autonómico ha sido una carrera de todos contra todos por la equiparación. Siempre con la salvedad de los territorios forales, País Vasco y Navarra, que ha gozado de regímenes especiales. Curiosamente, Cataluña no quiso en el momento constituyente gozar de una ventaja semejante.

El resto de la historia es conocida: Cataluña ha intentado desmarcarse de la homogeneidad general y no solo el Estatuto con que pretendía conseguirlo ha naufragado sino que varias comunidades autónomas corrieron a imitarla de inmediato, con la particularidad de que el Tribunal Constitucional ha desmontado partes esenciales del Estatuto catalán y ha dejado intactas disposiciones idénticas en otros estatutos copiados de éste que nadie recurrió. Ante estos desafueros, probablemente tenga razón Alfonso Guerra cuando dice, con la autoridad que le confiere haber sido presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, que quizá hubiera sido mejor que el Parlamento hubiera rechazado la reforma estatutaria, en lugar de haber sido el TC el que tuviera que desactivarla en buena parte.

En definitiva, Cataluña sigue siendo una más de las "comunidades autónomas de régimen general", y el nuevo modelo de financiación, extendido a todas ellas, no colma sus aspiraciones, ya que existe un amplio consenso en Cataluña que piensa que la solidaridad que se le reclama con el resto del Estado es excesiva. De hecho, Mas ha ganado las elecciones con la exigencia de un pacto fiscal, semejante al concierto económico.

Tras las controversias jurídicas, el problema hoy es político. Las aspiraciones catalanas, planteadas por supuesto sin violencia y con gran serenidad, deben dar lugar a debates intensos y constructivos. Porque ni la solución puede ser la independencia de Cataluña ni una mayoría de catalanes quiere actualmente oír hablar de tal fórmula, que sería en todo caso la consecuencia de un gran fracaso que no nos podemos permitir.

meneamedeliciousenviar por emailimprimirTwitter

Comentarios
Añadir nuevo
Oscar  - PEOR IMPOSIBLE   |2011-02-03 20:34:46
para los extremeños si te fijas en la obra de Ibarra-Vara, ha resultado una
tragedia, 25 % de paro, 400.000 pobres, los mas pobres de España, sin actividad
económica, los menos instruidos y con una corrupción que ya se palpa porque lo
abarca todo, y con un nivel brutal de dependencia que supone la subvención del
80% de los gastos públicos regionales .
Laura   |2011-02-03 20:39:44
Los deseos diferenciales, de varios catalanes, y digo varios porque discrepo de
que sean muchos, no son la preocupación mayor que en este momento asalta a la
población, mas bien es un debate político y de oportunidad en función de la
actual situación de España
Tipical sociata extremeño  - A los sociatas nos ha venido   |2011-02-03 20:41:58
de puta madre, hemos cambiado a muchísimo mejor, COCHE-CASA-COMPAÑERA Y CUENTA
CORRIENTE, de ser unos paletos analfabetos hemos financiado Atrio y comemos con
cubertería de plata y vajilla de Luis XIV, mientras el pueblo pasa necesidades
y hambre.
Ah y no damos puto palo al agua desde hace más de 30 años.
MARIA   |2011-02-03 20:41:59
MUCHAS AUTONOMIAS SON COMPRAS DE VOTOS DE SUS GOBIERNOS, GASTOS MOSTRUOSOS Y
SOBRE TODO EN TODAS ELLAS CORRUPCIÓN.
Pepito   |2011-02-03 22:29:57
un error entonces no, un exceso después insostenible, sí
Benito   |2011-02-04 12:00:20
No creo que fuese un error, el error ha sido en lo que se han transformado, mal
gestionadas por politicos que roban todo lo que pueden a los ciudadanos, cunas
de corrupción y de caciquismo.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI