“El síndrome de Caín-Abel”

jmm caminero

Todos conocemos o debemos conocer la historia bíblica que los dos primeros seres y hermanos, por envidia Caín mató a su hermano Abel. 1. Hoy más que nunca necesitaríamos que un nuevo Freud, Adler, Jung nos interpretara la realidad, la realidad más profunda de la mente, y la realidad más profunda de la sociedad… Evidentemente, no es el caso del que escribe estas líneas. Pero si creo que debemos analizar un poco algunos aspectos de este tema…

Podríamos denominar síndrome de Caín-Abel, a todos esos conflictos familiares que se producen en las familias, sin llegar a la muerte de un hermano, pero que perjudican gravemente a unos miembros de esa gran familia y favorecen claramente a otros… Y muchas veces, se castiga o sanciona a la persona más buena, al Abel, y se premia a la persona menos buena, al Caín. Muchas veces, el Caín, es el que aparenta ser el bueno y Abel el malo… Pero de todas formas a los Abel se les cierran caminos, se tuercen posibilidades, se les niegan afectos o incluso bienes materiales, a veces se les silencian y se les marginan en las propias familias. Muchas veces, los Abel han puesto y se han sacrificado más para llevar adelante sus familias, para la armonía general, etc. Al final, los más buenos, sin ser perfectos, son los malos, y los menos buenos o más malos son los buenos.

2. En el concepto de familia amplia, es decir, varias familias nucleares unidas por un lazo de familia, por ejemplo, varios hermanos con sus familias y sus padres-abuelos se dan o se pueden dar una serie de relaciones muy fructíferas y muy positivas, pero también, todo el mundo lo sabe se producen relaciones, a veces, muy negativas y dañinas. Cosa que todo el mundo sabe y cosa que todo el mundo calla de forma discreta.

Como todo lo que se relaciona con el tema de la familia se toma con una enorme discreción. Y apenas nadie habla, o mejor dicho suele suceder que unas partes de esa familia si habla y obra, y otros, apenas hablan y obran.

3. Sin llegar al drama de que Caín mate a Abel, se pueden dar una multitud de relaciones y de vectores y de realidades negativas, inmorales, que tienen sus bases en los afectos y emociones, y que también tienen su base en los dineros y en las herencias… Puede que no se les mate físicamente, pero si se les mata en muchos sentidos psicológica y moralmente, y se les perjudica gravemente a nivel económico, a nivel de bienes materiales, a nivel de afectos y emociones, y muchas veces puede llevar a la destrucción de algunos individuos de esa gran familia, destrucción en muchos sentidos, incluso a la destrucción de una de esas familias nucleares, o continuar existiendo con graves heridas, graves traumas, graves sufrimientos que se pueden transmitir de muchas maneras a los nuevos hijos o nietos o biznietos…

Evidentemente el concepto de herencia, no es solo cuando los padres o abuelos hayan fallecido, porque también se dan, de muchas formas y maneras estando vivos y existentes…, y favoreciendo a unos y perjudicando a otros gravemente…

Sin entrar en problemas de celos, que muchas veces con esta palabra se tapan realidades muy profundas y reales y verdaderas, no cabe duda que a veces se da a unos más afectos que a otros, se da a unos más dividendos materiales que a otros, se da a unos más dividendos de bienes de otros tipos más que a otros…

Es imposible la igualdad total. Pero quizás cuándo ésta diferencia ya pasa de un límite es cuando se producen enormes heridas, enormes sufrimientos, enormes angustias, enormes traumas…

4. Tal es así, que muchas veces, no solo el Caín o los Caín salen ganando o “matan” al Abel y a los Abel, sino que dentro del círculo familiar amplio, es decir, las varias familias que constituyen diríamos la familia en sentido amplio, las varias familias nacidas de un tronco familiar. Muchas veces los Caín son los que aparentan y son tomados como buenos, y los Abel, que son los buenos de verdad son tomados como malos. Es la transformación completa de todos los valores, como diría Nietzsche…

Cuántas veces, la persona más buena o de mejor voluntad, la que intenta llevarse mejor con la familia amplia, con los lazos familiares es la persona y esa familia nuclear la que sale perdiendo en todas o casi todas las cuestiones familiares de afectos o emociones o sentimientos, de bienes materiales y de otros tipos… De alguna forma a algunos individuos de esa familia, sea por unas razones o por otras, sea por envidia, sean por intereses, se les van apartando de ese tronco familiar, se les van marginando, se les van perjudicando, se les va silenciando, hasta que tienen que tomar la opción de apartarse, para evitar males mayores. Pero cuándo se les apartan encima se les castiga y se les sanciona más…

Pero lo peor de todo, es que las nuevas generaciones que van naciendo se van creyendo el mismo relato, es decir, el relato de que los menos buenos, Caín, son los buenos, y que los más buenos, Abel son los malos. Y por tanto se transmite diríamos el dolor y el sufrimiento y la injusticia… se continúa aquí una variedad del síndrome de Aníbal, más el síndrome de Estocolmo…

5. Tantas veces, los miembros de esa familia amplia que pueden tener menos estudios o  menos cultura o menos moralidad por celos y envidias o avaricia a los Abel que pueden tener más estudios o  más moralidad o mejores costumbres… por celos se ponen en contra de una manera o de otra, incluso claramente les indican que no quieren juntarse con ellos o con esas personas, y los van silenciando o marginando o poniéndoles zancadillas o lo intentan… porque muchas personas pueden aceptar que un hermano de sangre tenga más estudios o sea más moral que él o que ella, pero eso mismo no lo aceptarán de un cuñado o de una cuñada o de un yerno o de un suegro o de una nuera o entre consuegros o entre concuñados o entre primos hermanos o…

Y entonces empieza en esa mente, consciente o inconsciente una operación de derribo, de alguna manera, del otro o de los otros miembros… Y es más se pueden juntar en ese sentimiento y en esa actuación, diversos miembros de esa familia amplia, contra una persona o contra otra familia… ¡Cuántos de posiciones sociopolíticas e ideológicas no moderadas de hace seis o siete décadas, que se han convertido en posiciones más moderadas con  el tiempo, en el fondo, nunca lo han hecho, y tienen una enorme envidia a quién les ha ido mejor materialmente en la vida, por poner un ejemplo…! ¡Se dice que se ha visto y ha sucedido que hasta incluso algunos miembros de una familia amplia desearle a otros, a ver si vienen tal o cual formación política para que les quiten los pocos bienes que tenían, porque vivían supuestamente mejor…! ¡Siempre la ley del embudo combinado con otros síndromes señor Freud!

6. ¿La gran pregunta es si esto sucede, no diríamos en todas las familias amplias, es decir, formadas por varias familias nucleares en torno a un tronco familiar, pero si a uno de cada cuatro o cinco, sería cuestión que las encuestas analizasen este fenómeno…? ¿Si esto sucede, y esto sucede en la sociedad, tendríamos que cuestionarnos muchas cuestiones sobre la realidad humana, la realidad social, la realidad familiar, la realidad moral, la realidad religiosa y espiritual…? ¿Incluso a nivel político y económico, etc.?

¿Pero estamos dispuestos a hacerlo…? ¿Según Rojas Marcos el divorcio en España ya es una cuestión de una verdadera epidemia o plaga social, con consecuencias en muchos elementos y factores de la realidad humana…? ¿Cuándo se habla de la violencia de género, que es un crimen en sí, por qué no se estudia todos los factores y variables y realidades que constituyen las familias, los buenos y los menos buenos…? ¡Si de verdad queremos solucionar esos problemas y otros que surgen, de los grandes bienes que otorgan la familia, y de los grandes males, en algunos casos…!

¿Quizás uno de los factores o vectores sería este tema o esta cuestión…?

7. Por supuesto que no se produce la muerte física de un hermano contra otro hermano, de un cuñado contra otro cuñado, de un yerno contra otro yerno salvo en casos excepcionales, pero si se puede producir la muerte moral o la muerte espiritual o la muerte en quitarle bienes materiales o posibilidades, en todo ese entramado que se pueden producir entre hermanos, nueras y suegras y yernos, entre cuñados y cuñadas, etc. Incluso destrucción de matrimonios, y en cierta medida destrucción en muchos aspectos de miembros de alguna de esas familias, sean nietos o biznietos, creando traumas en esa familia o parte de ellas, que pueden durar décadas…

Muchos Abel se tienen que apartar de esas familias, encima que son los que más han puesto quizás en el “negocio” familiar, quizás hayan dejado en gran parte sus posibilidades profesionales, quizás hallan de trasladarse de ciudad, quizás hayan dejado la ciudad de sus orígenes, quizás hayan optado por profesiones inferiores a su preparación, quizás hayan dejado muchas posibilidades para la armonía de la familia o de las familias en este entronque de gran familia… Encima que han sido los más perjudicados son los que son tenidos como los malos y encima, las nuevas generaciones, como no saben o no quieren saber cual es la verdadera música, pues continúan con el silencio, la marginación de esos otros miembros, etc. Más si alguno o algunos están siempre con la sinfonía y la cantata que malos son uno o unos, y qué buenos son ellos. Cuándo en la realidad ha podido ser lo contrario…

7. También se producen formas o variedades de este cainismo en los trabajos y en las vecindades y en la sociedad, entre miembros que no tienen lazos familiares de sangre, pero si lazos de trabajo o de vecindad o de sociedad, o de alguna entidad o institución… O en los centros escolares contra algunos alumnos concretos por parte de otros alumnos…

Se cae en el error y en la grave injusticia, de que solo se escucha una parte y no a la otra. Y en un juicio habría que escuchar a las dos.

¿Ya Platón planteó el problema de si el que busca la bondad y es más bueno moralmente, aunque no sea perfecto, vive mejor y es considerado como mejor, que el que es menos bueno y tiene menos bondad, pero tiene otras virtudes como ser más extrovertido, más dicharachero, maneja mejor a otras personas, sabe hablar mejor, utiliza intereses de todo tipo para convencer a otras personas, está parapetado en grupos de opinión o de poder, sea familiar, o sea de trabajo, etc.? ¿En definitiva, nuevas formas de cainismo…?

8. Solo queda esperar, ya que aquí en este mundo, en estos temas, no existe una mínima equidad y justicia y racionalidad y sentido común, solo queda que halla de verdad un Ser Supremo, que halla de verdad un Juicio Particular, y que a cada uno vea en ese momento la verdad de la verdad, la verdad de la realidad y de las realidades humanas y familiares, y que a cada uno si no se arrepiente al ver de verdad la realidad, a cada uno se le pague con lo que se le tenga que pagar…, porque las consecuencias del síndrome de Caín-Abel son enormes, son enormes sobre algunas personas, son enormemente graves y tristes y llenas de sufrimientos sobre algunas familias… Y aquí en la tierra muchas veces, en muchas ocasiones, no hay ni una mínima justicia, ni equidad, ni siquiera se reconoce al que de verdad es el Abel y al que de verdad es el Caín… Lamentablemente el cainismo continúa, continúa de muchas formas y maneras… Y a nadie se quiere ofender, porque a nadie se desea, ni se necesita ofender. Pero si de verdad queremos mas justicia y más equidad habría que analizar todos las entidades dónde se producen éstas, no solo enla sociedad, no solo en el trabajo, no solo en la política, sino también en la familia, y del individuo con uno mismo…

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI