“Obsolescencia programada”.

jmm caminero

Se puede definir obsolescencia programada es el tiempo que un producto tiene o se programa por el fabricante, para que permanezca útil un determinado tiempo. El ciclo vital de un producto sería el tiempo de utilidad o de servicio que un producto tiene, sin ser necesariamente debido a la concepción de obsolescencia programada, sino a la utilidad en sí del mismo producto debido a multitud de factores y variables.

1. Siempre se ha puesto el ejemplo de la bombilla, porque hacia los años veinte del siglo veinte empezó a difundirse diríamos esta posibilidad. O dicho de otro modo producir un producto, aplicando este concepto, parece ser al principio se hizo con la bombilla para que durase mil horas, cuándo antes ya tenían bombillas de cerca de tres mil horas de duración.

A raíz de la crisis de 1929 se llegó a la conclusión, para que hubiese trabajo y millones de personas pudiesen trabajar y recibir un empleo y un salario, tenían que producir productos, y para que esos productos se vendiesen, tendrían que fabricarse con fecha de caducidad, para que de ese modo, hubiese productos, hubiese empleo, hubiese trabajo y hubiese venta. Y todo el ciclo de la producción fuese como una noria constante.

Por consecuencia quién ideó esta idea, hacia la década de 1930, aunque después se empezó a aplicar masivamente o al menos eso dicen, en la década de los cincuenta, especialmente teniendo en cuenta el contexto de guerra fría. Fue una especie de política de búsqueda del pleno empleo y que el ciclo económico no cayese en recesión, crisis económica, quiebra del sistema sociopolítico económico, etc.

2. Siempre se ha pensado que el término y el primer concepto es de un tal Bernard London en 1932, pero se empezó a extender en 1954 por Brook Stevens.

Hay diversos tipos o clases de obsolescencia:

- Obsolescencia por perfeccionamiento del utensilio o del producto. Es decir, un nuevo producto más perfecto que el anterior. Una televisión en color que supera a una televisión en blanco y negro.

- Obsolescencia por utilidad o muerte de la utilidad del producto. Una bombilla técnicamente se podría hacer que durase varios miles de horas, y se programa para que solo tenga una vida de mil horas.

- Obsolescencia por competitividad de patentes o por término de la patente y por consecuencia se inventa o se descubre una nueva patente o uso industrial o alguna nueva forma del producto, para que de alguna manera, las patentes antiguas son ya de dominio universal, pero las nuevas las siguen teniendo las industrias que las producen. Así se crea un enorme movimiento de investigación y desarrollo e innovación y producción.

- Obsolescencia por diseño y modas. Es crear el mismo producto esencialmente pero se va variando elementos mínimos, no artilugios esenciales del producto, sino por diseño o forma o colores. O el mismo producto una falda o unos pantalones, que no cambia esencialmente su función, pero se van produciendo nuevas modas de colores, de algunos cambios, y así de ese modo la blusa o falda de este invierno es diferente a la del año anterior…

- Obsolescencia electrónica e informática. En las fases industriales anteriores en los cuales los componentes de los instrumentos y de los productos eran más bien mecánicas, el diseño o programación del término del producto era limitado en el tiempo y en la capacidad. Pero actualmente que casi todo producto tiene componentes electrónicos e informáticos la programación de la caducidad útil del producto puede gestionarse y organizarse y materializarse más eficientemente. Por supuesto que en esto hay que ser muy prudentes, no se puede crear a mi modo de ver, una duda sobre la honorabilidad y la moralidad de los productores y sobre toda la industria productiva, en definitiva, miles y docenas de miles de productos de todas las clases y de todos los ramos de la producción. Quizás en estos campos no se necesita la programación de dicha obsolescencia por falta de utilidad en un tiempo, sino que el proceso de innovación es tan grande que en sí mismo se va quedando retrasado los productos elaborados hace cinco años por ejemplo.

Hay otras clasificaciones de obsolescencia, y se denominan obsolescencia tecnológica, de uso, psicológica, incorporada, de deseo, de función, de calidad, de innovación…

3. ¿Qué pensar ante esta situación o ante esta cuestión…?

Lo primero que habría que saber es cómo y cuándo y cuánto y dónde y en qué productos es real este fenómeno. Es decir, cuánto se produce, si es que se produce, y en cuántos productos.

En segundo lugar estudiar este fenómeno si es real, y qué consecuencias tiene o tendría para la economía real y para la vida de los hombres, para el trabajo o cantidad de horas de trabajo, y para la economía en general, la micro y la macroeconomía, para la naturaleza y los recursos naturales…

- Tenemos un problema en el horizonte que es que los robots y los ordenadores y la informática y la cibernética se hará cada vez más cargo de la producción de productos, incluso del diseño, y por tanto, participará cada vez más la máquina, el robot, la informática en la producción real de productos. Por lo cual es obvio que reducirá, o así se cree las horas de trabajo para el ser humano. Nos encontramos otra vez, con las consecuencias de la primera fase de la revolución industrial, cuando los obreros llegaron a romper las maquinas de telares automáticas…

- Tenemos también que los recursos naturales son limitados. Por lo cual, la fase de constante producción hace que las materias primas disminuyan. Por otro lado, ante esta situación el reciclaje continúo lleva a que este motivo se minusvalore. Ya se dice que las grandes minas del presente y del futuro, no están en la tierra, sino en las fábricas de reciclaje que recogen masivamente una enorme cantidad de materias primas.

- Por otro lado se indica si los productos durasen más tiempo, tuviesen vida útil más longeva en calidad y en cantidad, esos productos se podrían vender en un mercado secundario o terciario, es decir, de segunda o tercera mano, en países del primer mundo y del segundo y del tercer mundo. Por lo cual sería más beneficioso para el desarrollo de todos los pueblos. Es decir, ordenadores o móviles que en Occidente ya no son totalmente a la última pueden tener una vida útil de varios años en otros continentes y contribuir a su desarrollo…

- Se están creando asociaciones sin ánimo de lucro de personas que arreglan productos de todo tipo. Se reúnen algún día a la semana en algún lugar o centro, sea bar o centro cultural, y voluntariamente, por un precio módico o simbólico o por casi nada, se arreglan productos de todo tipo. Por lo cual están alargando la vida útil de los productos…

4. ¿Surge una pregunta a modo de conclusión y de nueva cuestión, si la industria productiva, en vez de los promotores y empresarios solo producir una clase de productos, son dueños a su vez, de distintas fábricas que producen distintos productos diferentes…? ¿No les interesaría que los productos de una clase o tipo durasen muchos más, y el consumidor tuviese dinero para comprar otros productos, que a su vez serían de otras fábricas que ellos serían socios o promotores, y así si los empresarios no solo producen o son dueños o accionistas de un solo o un tipo de productos, sino de ser de muchos siempre obtendrían beneficios y ganancias y quizás incluso más…? ¿Podrían programar que cada persona tuviese o pudiese consumir más productos diferentes, y no solo una o varias clases de productos, y no habría que gestionar o diseñar una obsolescencia programada, sea del tipo que sea, y sea este concepto real en la medida que sea…?

¿A nivel político y sociopolítico, el trabajo y el dinero y el ahorro y la inversión de millones de personas serían más productivos, porque con el mismo dinero, podrían tener y comprar distintos productos y servicios…? ¿Y por consecuencia serían más felices…? ¿Dicho de otro modo, si con cien euros puedes comprar un producto que su vida útil es veinte años y no cinco años, no estás obligado a comprar el mismo producto cada diez años, pero como sigues teniendo ese dinero, puedes comprar un segundo producto al cabo de once años…? ¿Por poner un ejemplo…? ¿Es decir, el ciclo económico no se reduciría, ni se ralentizaría, sino todo lo contrario, se amplificaría, porque las personas podrían continuar comprando productos, pero otros productos diferentes, serían más felices, y por tanto se sentirían más satisfechos, la producción industrial no se reduciría, la felicidad personal aumentaría, y tendría consecuencias a nivel social, económico, político…? ¿Las personas serían conscientes que han ido progresando en la vida, al menos en la utilización de productos y servicios, y no siempre tener los mismos…?

¿Tiene esto sentido? ¡Es obvio y evidente que no tengo capacidad conceptual para averiguar con parámetros económicos y cifras y datos si esta pregunta tiene una solución correcta o no, pero mi función como articulista tiene sus límites, usted tiene el guante, usted puede quizás, además de reflexionarlo, demostrar una opción u otra…! ¡Buen día y ya tiene usted hoy un tema más para reflexionar y pensar y relacionar datos y conceptos…!

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI