¿Susana Díaz hará un Cospedal?

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"Basta con que el pueblo sepa que hubo una elección, los que emiten los votos no deciden nada, los que cuentan los votos lo deciden todo". Iósif Stalin Cuando hay primarias en el sector de la 'izquierda' partidocrática tienen lugar auténticos culebrones. Supuestos conflictos de familias encarnizados, 'ismos' que endosan a sus candidatos cual si les respaldase una corriente herética u ortodoxa, para prefabricar el cisma. A todos los que contienden en la palestra se les mira más que con lupa con microscopio electrónico: todo lo que tuitearon, 'hobbies', ataques de cuernos, sus mascotas... Interminables semanas, hasta meses, de entrevistas y titulares no infrecuentemente sesgados...

Todo ese despliegue informativo se eclipsa por completo al virar a la derecha. Entonces la algarabía se torna dulce responso. Las insidias epigramáticas de los tertulianos se vuelven cantos gregorianos. Las jeremiadas y rasgamientos de vestiduras se transforman en coros de niños cantores. Las discusiones de las 'primarias' del partido-veleta Ciudadanos, por ejemplo, no llegaron ni a una semana. Los dos efímeros contrincantes-comparsa de Falangito Rivera apenas tuvieron tiempo de decir sus nombres y muy poquito más. Pero si ya nos vamos a la derecha dura tardofranquista del PP la cara pétrea y golfería mussoliniana carecen de parangón, a no ser en los mayorazgos nacional-católicos de las colonias del 'sur'.

¿Alguien conoce el nombre del rival que ha contendido con Cifuentes en Madrid? ¿Se tiene constancia de los presuntos negocios inmobiliarios que habrían beneficiado al marido de la incuestionada lideresa, a través de su número siete y protegido, Ballarín, en el Km. 0 del imperio, excepto por algún periódico marginado? ¿Se inquieta alguien de la sumisa prensa del Régimen, lo más mínimo, para indagar como han sido los mecanismos electivos para su victoria casi por aclamación? Sus amistades peligrosas de antaño, en el epicentro de la Púnica, ¿no le pasan factura o se recuerdan ahora? Nada de nada. Parece que los elegidos por la divina Obra en la sombra no forman parte de los mortales. 'La moral de los señores', que dijera el clásico, se despliega con un fondo de Johann Sebastian Bach celestial, allá en las alturas de su exclusivo e inalcanzable alcázar consagrado.

Incluso en el Estado más autocrático del mundo, el Vaticano, cuando los doscientos patriarcas purpurados se disponen a elegir nuevo papa, fumata negra o blanca va o viene, se cuidan de que el jefe saliente de su Estado de sátrapas tenga el refrendo de una urna sin pucherazos posteriores. Y todos observamos tendencias ideológicas, luchas de poder, en ese submundo de opacidad sin igual. Eso sucede entre los que dicen creer en milagros y providencias divinas, con fórmulas medievales todavía en vigor. Sin embargo en la vergonzante Españistán la altura bananera a la que se ha caído, mucho más rastrera, repugna por su bajeza desde Zimbawe a Haití, pasando por Corea del Norte.

No puede hablarse de democracia en caso de no existir procesos limpios y transparentes en el recuento de votos, verificados por los contendientes e incluso por observadores externos. Máxime existiendo la posibilidad de manipulaciones en el código fuente informático, de mayor dificultad para detectarse la trampa. Deben saberlo perfectamente profesionales tan objetivos como el 'hermano' Abril-Martorell hijo, al frente de Indra, la tan querida empresa para la contabilidad electoral que nos impone el PP para las grandes ocasiones.

Donde no se observa respeto no ya por grandes plebiscitos, sino por los procedimientos en la participación de unos pocos miles de votantes, y hasta en una sencilla suma a mano alzada, estamos ante hechos gravísimos. Deslegitiman por completo el tinglado estatal, e incitan por su cínica amoralidad a la violencia. Aunque ¡quién sabe!, tal vez se busque. Vender el martirologio a algunos trepas sin escrúpulos les engorda.

Tras la escandalosa 'victoria' al estilo de presidium del soviet supremo de Loli Cospedal -exMiss Albacete- en Castilla y La Mancha, que apenas ha despertado críticas en los media oficialistas del Régimen, Susana Díaz -popularmente conocida como La Gusana- estaba tardando en saltar a la palestra. La ministra de Defensa, apodada en toda su Comunidad autónoma como la Bien Pagá, que parece entender el ejercicio de su ministerio, pagado por todos, como protección de su partido y de la Obra, supuestamente habría vencido al único rival, Tomás Medina, por ¡2694 votos a 112! (por supuesto mediando la intercesión de la Virgen de Loreto, a la que profesa tanta devoción).

Teniendo en cuenta que su adversario no ha tenido acceso al censo de votantes, ni sabe según qué criterio se ha seleccionado a los inscritos que han votado, ni conoce por qué ¡el 90% de la militancia! se ha quedado fuera del sufragio, no le ha quedado más remedio que interponer una demanda ¡a su propio partido! Además el Sr. Medina ha denunciado las dificultades casi insalvables sufridas para impedir su candidatura en la meseta peninsular. Estos impresentables hechos han tenido lugar pasando de puntillas la práctica totalidad de los apesebrados reporterillos, fieles voces de su amo.

Se han vulnerado sus derechos fundamentales y un mínimo decoro democrático, según el damnificado. Si además recordamos el presunto pucherazo entre abucheos y silbidos de la 'enmienda anti-Cospedal' sobre la acumulación de cargos en su último congreso estatal, que provocó la dimisión de un alto cargo manchego del PP al que no permitieron visionar las cámaras, los apaños ya podrían estar sucediendo con total impunidad, sistemáticos y planificados. Con los tacos, los sobres y la publicidad institucional de ciertos encumbrados rotativos estatales no se juega, y menos con tonterías esas democráticas, que 'las carga el diablo', en frase del prelado de turno.

Con este precedente sin escrúpulos de sus compinches de Génova, controlando PRISA y Susana a la Gestora de la Claudicación, la amiga de González y Rubalcaba lo tiene todavía más fácil. Dada la experiencia en 69s políticos del asturiano Javier Fernández con el PP en su Autonomía, y su probada lealtad a PRISA y al IBEX 35, no hay Pedro Sánchez ni Patxi López que puedan resistirse a la trianera. Por eso anda ahora tan crecidita, aunque por la inflexión de su voz se detecte que la Ganaora ya no tiene tantas 'ganas'... de simulacro. Debe aburrir tanta pantomima y tongo. Ya hieden.

Se le hace cuesta arriba a la sultana de San Telmo aparentar vivir en Europa, haciéndonos tragar maneras despóticas de tahúres que escandalizarían a Le Pen en Francia, o Wilders en Holanda. Aquí de lo que se trata es de echarle jeta al patio de butacas. Con la 'oposición' del coletariado domesticada vendiéndonos difusas promesas sociales, en vez de real democracia e igualdad ante la ley, a los oligarcas rojipardos del tardofranquismo las piezas de caza -de los escasos disidentes- se las ponen que ni a Fernando VII. La propaganda se encargará de teleanestesiar a los pardillos. Si esta es la consideración que muestran con su militancia, ¿imaginan la que deben sentir por el resto de la ciudadanía? El tercermundismo autoritario que padecemos se ha vuelto insoportable, en una espiral totalitaria incesante.

¿Y encima se quejan de prepotencia machista cuando a las tres rubias oxigenadas, la Cospe, la Cifu y ella, no les duelen prendas al ejercer de mandamases en sus respectivos cortijos a cualquier precio, con las formas de un grosero Tirano Banderas? Pues nada, ahí sigue la político de confianza de Griñán para su sucesión, imperturbable, con frescura de orca el acerado rostro. Como si hubiésemos olvidado el Uno de Octubre del Oprobio, el día del 'putsch' de la paella en Ferraz, echando por tierra la Mataora a su Secretario General, humillado públicamente, con Patxi el Breve dándole también la puñalada a lo Bruto, y absteniéndose para dar el gobierno a Rajoy. El bilbaíno del palacete de Los Jerónimos, con intachable currículum de pactos con el PP para llegar a Lendakari, y la arrogante Gusana, ahora intentan en vano dar el pego de líderes de la oposición, y no pasan de bocazas oportunistas impúdicos.

Incluso el inolvidable ministro de Aznar, Arenas Bocanegra, otro amigo de los sobres según los papeles de Bárcenas, huele la debilidad. Las Mareas eclosionan como hongos en el Cortijo colonial del Susanato. La emperatriz de la barriada del Tardón tiene que huir hacia Madrid, aunque sepa que con ella la pútrida PSOE caerá con mayor velocidad hacia el abismo en próximos comicios, sin posibilidad de mantener el Chiringuito feudal de la Junta de Andalucía, desangrándose en caídas de votantes elección tras elección, hecho perceptible en las últimas Autonómicas.

No hay peligro, con las tragaderas de la telelobotomizada parroquia rojigualda, los gacetilleros genuflexos, y con la limpieza electoral que se intuye, aunque Susana se presentase a sus 'primarias' ataviada de hábito inquisitorial dominico, con la gorra de plato de aquel georgiano amo del Kremlin, y adornándose con un piolet en mano... tras hacer un Cospedal, ¡cómo para no salir de 'gerifalta'!

¡Ánimo Susana, no te rajes, Mariano y tú sois España!




Comentarios
Añadir nuevo
Waldo   |2017-03-14 11:30:54
que existe riesgo de pucherazo es un hecho
Tedy   |2017-03-14 15:41:06
personaje nefasto donde los haya la cortijera andaluza
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI