“Solitarios: Lorine Niedecker”.

jmm caminero

¿Qué relación existe entre la vida y las artes, entre la existencia de una persona o de la humanidad con la literatura y las artes? ¿Qué nos puede enseñar una biografía, en este caso, de esta mujer poeta norteamericana a nosotros del siglo veintiuno, qué dirá a las generaciones siguientes y a los siglos que vengan? ¿Una persona anónima, en un oficio modesto, como Lorine pasó una parte de su existencia, pudo crear una obra poética de alto nivel estético y conceptual? ¿Habría que plantearse si infravaloramos demasiado a las personas, por su situación socioeconómica modesta, y no valoramos que quizás los mundos interiores que llevan son más ricos de lo que pensamos, o valoramos mucho su posición económica alta y no somos conscientes que sus mundos interiores, espirituales y morales pueden ser bastantes mediocres…?

1. Lorine Niedecker, 1903, Wisconsin, + 1970, Wisconsin, Estados Unidos.

Independientemente de los avatares de su existencia, de su madre enferma, de su matrimonio y divorcio, de no poder seguir en la universidad estudiando literatura por problemas económicos familiares, de trabajar unos años en un puesto de la biblioteca, y hasta dónde sabemos pasarse una gran parte de su existencia de limpiadora en un centro hospitalario de su ciudad, alquilando cabañas, aunque al final de su vida tuvo un segundo matrimonio y una estabilidad económica. Independientemente de pasar la primera guerra mundial, diríamos de niña, la segunda de adulta, y la guerra fría ya en su última etapa de la existencia, y todo lo que esto pudo suponer a y en su producción cultural y estética y conceptual, podríamos indicar algunas notas:

- Sin negar que hasta donde sabemos estuvo una gran parte de su existencia en una situación económica modesta, si no precaria, podemos aprender y aprehender la lección, que las flores surgen en todos los lugares, que el viento, como diría la Biblia va a donde quiere y cómo quiere. Lo cual, nos debe llevar a pensar si no es necesario buscar sistemas de gestión cultural más eficientes y racionales, para de ese modo, no se pierda nada de la producción cultural humana. Sea el autor, un gran prohombre de la cultura, o sea la autora, como en este caso, una persona modesta en un oficio modesto. Podemos pensar que quizás existan otras Lorine, perdidas por el mundo, realizando sus trabajos de poesía o en otras artes, y que quedarán en la basura o en la cuneta de la historia.

- Lorine podríamos indicar y analizar su trabajo creativo, si hubiese vivido hace tres siglos como conceptista en gran arte, o podríamos en palabras de ella como “condensación”, condensación de imágenes e ideas y conceptos y metáforas. Algunos han indicado a esto el nombre de poesía objetivista. Quizás los nombres y cuadrículas es lo de menos.

Quizás ese estilo de lo esencial, se ha ido transmitiendo en multitud de formas y maneras desde la antigüedad, quizás, como algunos indican, tiene relación con la poesía o literatura china y japonesa, de buscar lo esencial, lo mínimo, en lo mínimo-esencial esté el macromundo.

- ¿Qué es el fracaso de un ser humano, qué es el fracaso de un escritor como escritor, qué es el fracaso de un poeta o una poeta? ¿Lorine estuvo muchos años, hasta dónde se sabe sin publicar, parece ser que sin escribir poesía, en definitiva, creyendo que había fracasado, posiblemente en su vida, en su existencia, en sus distintas vocaciones, incluso como poeta? ¿Qué nos enseña a los demás seres humanos el fracaso o los fracasos de los demás seres humanos…?

Al fin de cuentas, no podemos engañarnos, existirán en el mundo, en cada generación, cientos de miles de poetas, al menos docenas de miles, al final, no nos engañemos solo unos cientos pasan al recuerdo de las generaciones futuras, y el resto, en mayor o menor grado se pierde, se destruye, se automanipula, desaparecen sus poemas…

El fracaso del poeta o de la poetisa. No es solo su fracaso, sino puede ser la metáfora de todo fracaso. Y todos los seres humanos llevan sobre sus espaldas algún tipo de fracaso, sea vocacional, sea profesional, sea afectivo, sea familiar…

- Si el caso de Lorine, Dickinson, Pessoa, por citar nombres de poetas, pero en todas las artes sucede lo mismo, nos sirviese al menos para plantearnos cómo gestionar mejor la industria cultural. Que sea cual sea la calidad que se le ponga a la actividad de un autor o autora, se busquen formas, que al menos, con los sistemas informáticos actuales, sus obras puedan permanecer para el futuro. Y el futuro juzgue, no solo el presente la calidad de su trabajo. Vaya, si al autor-autora que se desprecia en su tiempo se adelanta un siglo o una generación…

2. Creo que la única conclusión que cabe, sería que se sumerja usted en la lectura de la poesía de esta poetisa. En segundo lugar, que no infravalore a las personas por sus oficios y profesiones, siempre que sean legales y morales, porque en cualquier persona se esconde un tesoro, escriba o no escriba, lo haya descubierto esa persona o no lo haya descubierto… Ciertamente, en cada persona, no solo está el bien, sino que también puede estar el no bien. Tampoco hay que olvidarlo, ni obviarlo. Mi pequeño homenaje a Lorine Niedecker. Y a todos y todas las Niedecker que estarán por ahí, en distintos oficios y profesiones, intentando buscarse y encontrarse, en sus vocaciones y en sus profesiones, en si mismos y consigo mismos o consigo mismas…

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI