Crece la brecha de renta entre España y los países más desarrollados

EP

España es miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) desde 1961, año en el que nació esta asociación. Entonces estaba formada por 20 países: los que constituían el Mercado Común, los más grandes del sur de Europa, Turquía, Islandia, Reino Unido, Irlanda, Suiza, Suecia, Austria, Noruega, Estados Unidos y Canadá. En dicho año la renta per cápita media de la OCDE era de 1405,5 dólares, según datos del Banco Mundial. La correspondiente a España se situaba en el 32,02% de dicha media.El PIB por habitante español a precios corrientes creció significativamente entre 1961 y 1980, pasando de 405,05 a 6.197,71 dólares, luego la convergencia con respecto a los países más desarrollados aumentaría. Al final del periodo esta variable representaba el 69,77% del promedio de la OCDE.

Hay que tener en cuenta que durante esta etapa nuevos países se integraron en esta organización: Japón (1964), Finlandia (1969), Australia (1971) y Nueva Zelanda (1973). La crisis del petróleo comenzaría a pasar factura en España a finales de los setenta y principios de los ochenta, es un país muy dependiente de esta energía. La inestabilidad política a la muerte del dictador también influyó.

El siguiente periodo de crecimiento coincide con la entrada de España en la Unión Europea (1985) y se extiende hasta el año de los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla (1992). De 4.686,9 dólares de renta media se pasa a 16.068,4 dólares. Como resultado entre 1985 y 1992 ésta pasa de representar el 48,07% de la media de las economías más desarrolladas a suponer el 82,13%.

Tras la pequeña recesión de 1993 causada por una burbuja inmobiliaria, hay una serie de altibajos en la evolución de la riqueza media, que no suponen una variación significativa. Pero es a partir del año 2000 y muy especialmente a partir de 2002 cuando el PIB evoluciona positivamente y de manera sostenida, gracias en gran medida a su integración en la unión monetaria. La adopción del euro como moneda permitió a la economía española financiarse con tipos de interés muy bajos. El máximo nivel de crecimiento se alcanzaría en 2008, y por tanto, el mayor grado de convergencia con la OCDE: el 95,80%. Durante esta etapa seis países comenzaron a formar parte de la OCDE: México (1994), República Checa (1995), Corea del Sur (1996), Hungría (1996), Polonia (1996) y República Eslovaca (2000). Si se tuviera en cuenta sólo el ingreso medio por habitante de los países más fuertes de la OCDE, esto es, obviando a los países del este de Europa, Turquía y México, el correspondiente a nuestro país era sólo el 73,35% de aquél en 2008.

La contrapartida de esta fuerte expansión económica, agravada por la liberalización de suelo, fue el crecimiento exponencial de la deuda privada, que desembocaría en el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008. Como consecuencia la renta per cápita es hoy el 72,26% de la OCDE, incluso después de que entraran países más pobres que España: en 2010 accedieron Chile, Eslovenia y Estonia. No así Israel, que accedió en el mismo año.

La razones que explican la pérdida de convergencia de la economía española con relación a países más ricos fue un fenómeno que comenzó a partir de la década de los ochenta. En ello no sólo han influido los periodos de recesión, algo que sufren todos los países en un momento determinado de tiempo, sino la caída del peso de la industria en el PIB. En la década de los setenta la industria llegó a contribuir en más de un tercio de la riqueza nacional, hoy apenas en un 15%. Este sector es el que permite tener empleos estables y salarios altos, y por tanto, elevar la renta del país.

Comentarios
Añadir nuevo
Goyo   |2018-02-01 13:38:26
La razones que explican la pérdida de convergencia de la economía española
con relación a países más ricos fue un fenómeno que comenzó a partir de la
década de los ochenta. En ello no sólo han influido los periodos de recesión,
algo que sufren todos los países en un momento determinado de tiempo, sino la
caída del peso de la industria en el PIB. En la década de los setenta la
industria llegó a contribuir en más de un tercio de la riqueza nacional, hoy
apenas en un 15%. Este sector es el que permite tener empleos estables y
salarios altos, y por tanto, elevar la renta del país.
Robert   |2018-02-01 13:40:15
la industria fue sustituida por los camareros y los funcionarios
Ruano   |2018-02-01 13:42:05
y la reforma laboral pepera lo acabó de arreglar convirtindo en pobres a parte
de los trabajadores
extremeño   |2018-02-01 13:46:22
¿industria? ¿eso que es?
RED   |2018-02-01 13:48:12
algo que no hemos tenido nunca en Extremadura, ni nunca tendremos mientras
gobierne ell PPSOE
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI