El rey se rindió

ARTURO DEL VILLAR*

Al fin ha comprendido Felipe de Borbón que no puede seguir considerándose el rey de todos los españoles. Ya que no se somete a votación, como hacen los políticos, ignora la aceptación que tendría en las urnas, pero sabe que en los estadios deportivos, en los teatros, en las calles por las que pasa al bajar del automóvil rodeado de gorilas, el pueblo le silba, pita e insulta, y también que su fotografía es colocada cabeza abajo y quemada en las plazas públicas.Así que este 8 de enero de 2019 se ha rendido a la evidencia, y por primera vez no ha ido a Barcelona, como era tradicional, puesto que allí radica la Escola Judicial, a entregar los despachos a una nueva promoción de la carrera judicial. El acto se ha tenido que celebrar en un  lugar insólito, el salón de sesiones de la Real Academia Española, presidido por un supuesto retrato de Cervantes, que probablemente es falso.

No se atreve a ir a Catalunya, por saber que el 11 de octubre de 2018 el Parlament le reprobó y aprobó una moción en la que se urge la abolición de la monarquía. El Gobierno español presuntamente sociata, presidido por el Perico Sánchez envuelto en una bandera rojigualda de 14 metros, instó al Consejo de Estado a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra esa resolución, pero el día 25 llegó la respuesta, negando que se pudiera presentar ese recurso. Al día siguiente el Ajuntament de Barcelona acordó reprobar al Borbón y abolir la monarquía, por ser una institución caduca y antidemocrática.
UNOS TÍTULOS DEVALUADOS

Los títulos que él mismo usó cuando era príncipe, y que ahora ostenta su hija y supuesta heredera Leonor, les están siendo negados. Ya en junio de 2014 el Ajuntament de Cervera, en Lleida, se dirigió a la Casa Irreal reclamando la eliminación del título de condesa de Cervera, por considerarlo ofensivo la población. Respondió la Casa Irreal que el título es inherente al heredero de la Corona, y por lo tanto lo mantenía, El 31 de marzo de 2016 Cervera acordó considerar personas non gratas a todas las integrantes de la familia irreal.

Lo mismo sucede con el título de princesa de Girona. El año pasado el Ajuntament de la localidad negó la utilización del Auditori para celebrar en él la entrega de los premios de la Fundació, que por ello debieron trasladarse a un restaurante. Para evitar que la esperpéntica situación se reproduzca en lo sucesivo, el 11 de diciembre de 2018 el Patronat de la Fundació Princesa de Girona hizo público que los premios de este 2019 no se entregarán en Girona, sino en Barcelona. Ya lo veremos, porque antes habrá elecciones y dependerá del resultado el que se autorice o no.

Son tantas las localidades que han declarado non grata a la familia irreal  borbónica, que es imposible citarlas ahora. También la Universitat Pompeu Fabra niega el acceso al campus a cualquiera de sus integrantes. 
El título de princesa de Asturies también se halla cuestionado por los asturianos. El 8 de setiembre pasado, durante una visita de los reyes católicos y sus hijas a Covadonga, aparecieron pintadas en muchos lugares con el eslogan “Asturies nun tien rei”, y consignas republicanas. La escena se repitió ampliada el 20 de octubre ante el Teatro Campoamor de Oviedo, durante la entrega de los premios Princesa de Asturies, cuando una manifestación con banderas tricolores fue disuelta por la llamada fuerza pública, que es fuerte, desde luego, pero muy privada, solamente al servicio de su majestad. Si la contestación ciudadana se mantiene, es posible que tampoco puedan entregarse los premios de la Fundación en Oviedo este año.

ENJUICIADA LA JUDICATURA

La accidentada entrega de los despachos a la 68ª promoción de la carrera judicial tiene también su historia, porque Carlos Lesmes, presidente en funciones del Consejo General del Poder Judicial (o por mal nombre el Joder Pudicial) y del Tribunal Supremo, no debiera haber presidido el acto junto al rey. Los dos partidos dinásticos que se reparten la organización de la Judicatura, el que se dice Popular y el que osa llamarse Socialista, habían elegido para sustituirle a Manuel Marchena, quien el 19 de noviembre de 2018 renunció a aceptar esos cargos. Un estúpido mensaje del estúpido portavoz del grupo llamado Popular en el Senado, Ignacio Cosidó, advertía a sus compañeros que Marchena era su criada para todo, y él se sintió ofendido, como es lógico, por lo que renunció asqueado.

Sobre la consideración de la Justicia española da idea el manifiesto hecho público el 21 de noviembre siguiente por más de 300 abogados, en el que denunciaban el desprestigio en que se ha hundido la carrera judicial, por la pérdida de autoridad de los jueces, y terminaba instando a la reprobación de Lesmes, pero como no se le encuentra sustituto ahí sigue.

El mal está en que, según el primer apartado del artículo 117 de la vigente Constitución borbónica, “La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey”, por lo cual está tan deshonrada como la misma institución monárquica. Sonaban a cachondeo las palabras de su majestad católica, al leer campanudamente, como es su costumbre, nada menos que esto:

España merece que todos y cada uno de nosotros, desde el papel que nos corresponde, estemos plena y permanentemente comprometidos con nuestros valores constitucionales: con la libertad y el pluralismo político, con la justicia,  la igualdad y el respeto a la dignidad de las personas.

Que eso lo diga un rey que tiene encerados en sus mazmorras a cantantes acusados de terrorismo por expresar sus opiniones con música, y a políticos con una idea del Estado diferente de la suya, y que otros vasallos han tenido que exiliarse para evitar la cárcel, acusados de revolucionarios y sediciosos por defender sus ideas pacíficamente, resulta un real sarcasmo.

Catalunya ha dado el paso para abolir el borbonismo, y el rey se ha rendido. Es el ejemplo que nos propone a todos los vasallos que no aceptamos resignadamente serlo. Es la hora de pasar de los eslóganes a la acción. Como gritaron los patriotas durante la Gloriosa Revolución que expulsó a Isabelona de Borbón en 1868, “¡Viva España con honra! ¡Abajo los borbones!”

*PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
carlitos way   |2019-01-09 12:43:11
no sé que está más podrida si la justicia o la monarquía, pero lo que está
claro es que se sostienen mutuamente
Angiolillo   |2019-01-09 12:44:07
tanto uniforme, tanto desfile, tanto medallonazo, y resulta que es un cagao
nemesis   |2019-01-09 12:53:07
realmente es todo un simbolo, se atreve a encarcelar a sus opositores
independentistas republicanos catalanes pero no pisa Cataluña, y cuando la ha
pisado se producía una acumulación pòlicial de tres pares
Paka la Kulona   |2019-01-09 13:33:48
descendiente segundo del mayor asesino de masas de la historia española,
golpista reinstaurador de su propia saga monárquica...tiene cojones la cosa
Paka la Kulona   |2019-01-09 13:33:49
descendiente segundo del mayor asesino de masas de la historia española,
golpista reinstaurador de su propia saga monárquica...tiene cojones la cosa
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI