AGENDA DE LA NUEVA NORMALIDAD: 19 DE JULIO (IV)

Félix Barroso Gutiérrez

Estamos en pleno julio y el sol caldea con ganas.  Hace un par de días, escuché, a la sombra del pabellón municipal del pueblo donde me desperezo, una conversación entre dos jovenzuelos llegados a la localidad, nietos de emigrantes que tuvieron que hacer las maletas (a la fuerza, ahorcan) en su momento, y un paisano ya metido en años y cuya piel era el mapa de muchos inviernos y estíos al aire libre.  Se quejaban los chavales del calor que hacía y de que la piscina municipal no la abrieran este verano.

El paisano, curtido por todos los vientos del mundo, ni corto ni perezoso, les respondió que más calor hacía cuando, en el rigor de julio, había que estar acarreando las mieses, trillándolas con un par de burritos (vueltas y más vueltas a la parva) y realizando otras tareas agroganaderas, bajo la verticalidad de los rayos solares.  Por suerte (según como se mire, claro está), el término de esta población no se transformó en zona regable y no agobia ese calor pegajoso, húmedo y tropical de las cercanas zonas de regadío, donde el día es un infierno y la noche un horno o una sauna.

Añadía el paisano, además, que si la piscina no se abría era por motivos más que sobrados y conocidos.  Y si no había piscina, aconsejaba a los mozuelos venidos de la capital que, cogieran la bici o el camino de San Fernando y se fueran a bañar a “La Rivera del Broncu” o al río Alagón, que no están tan lejos y donde hay excelentes charcos para el baño.  Esto era lo que, en sus años, hacía la mocedad los domingos y festivos, cuando se hacía un alto en las faenas campesinas.  Entonces, no había piscina, ya que, en tal lugar, estaba el gran corralón, a cielo abierto, donde se juntaban las cabras del común para ser conducidas hacia la dehesa boyal y comunal por aquellos cabreros que llegué a conocer y que fueron unos excelentes informantes en temas pastoriles y otros asuntos de la Cultura Tradicional-Popular.

Mis recuerdos evocan con gran afecto a Sotero Barroso Jiménez, Francisco (“Quicu”) Santos Moreno, Juan García García y Samuel Esteban Sánchez.  El último que careó las cabras por la dehesa, pero escaso tiempo, fue Benito Casas Sánchez.  Luego, el cabrial se deshizo, pues nadie se prestaba para ejercer tal oficio.

Siempre escuchamos aquello de “el trabaju del muchachu es pocu, peru el que no lo aprovecha es locu”.  Por ello, a nosotros nos tocó echar una mano en las bregas cotidianas de nuestros padres y abuelos.  Muchas horas sobre la trilla, yendo a recoger ciruelas y otros frutos para los “guarrapus” de la matanza, ayudando a sacar las patatas, cortar las uvas y estriparlas, acompañando (en mi caso) a mi abuelo materno a ver las vacas en los “cercáus” (pequeñas fincas de monte hueco), segar algún haz de forraje para las cabras o llevar a éstas al “cabrial” antes de encaminarnos a la escuela.

Años de la infancia.  Luego, cuando salimos a estudiar fuera, en los períodos vacacionales.  Pero, de unos años a esta parte, que no son muchos, la vida ha ido evolucionando tanto de manera positiva como negativa, y ya -valga el ejemplo- la gente de los pueblos prefiere beber leche envasada en tetrabrik, procedentes de animales estabulados y que solo comen piensos compuestos antes que tener sus cuatro o cinco cabras para surtirse de leche mucho más natural y nutritiva y hacer sus propios quesos.

El coronavirus sigue repartiendo estopa a diestro y a siniestro.  Ya van 14 millones de contagiados en el mundo, encabezando el listado los EEUU de Norteamérica, seguido de Brasil: dos países donde, como es más que sabido, sus presidentes pertenecen a la rama ultraderechista, totalitaria, neoliberal, ultraconservadora, xenófoba, homófoba, ultranacionalista-patriotera y supremacista.  Todo un espejo donde se miran otras extremas derechas que las tenemos a la vuelta de la esquina y cuya histeria derechoide ha llegado tan lejos que llegan a confeccionarse indumentarias con los colores de la bandera rojigualda o borbónica.  Montando el cirio y el circo, como de costumbre.

En España, se suman 158 brotes activos del asesino coronavirus: unos 5.000 contagios y 5 fallecidos.  En este recuento andábamos, cuando recibimos la noticia del fallecimiento, en Barcelona, de Juan MarséCarbó, que, en realidad, fue en la pila del bautismo Juan Domingo Antonio Faneca Roca, un novelista catalán con gran talla literaria, hecho a sí mismo en los difíciles años de la posguerra.  Descanse en paz este buen hombre, radicalmente anticlerical, exmilitante comunista, antinacionalista, pero profundamente de izquierdas y con ciertos ramalazos libertarios.

Siguen los repuntes pandémicos y los reyes de España continúan blanqueándose en su gira turística.  En Euskadi, se alzaron airadas voces contra su presencia, pero eso no suele aparecer en la mayoría de los medios de comunicación, ya que se encarga el bloque monárquico (con el PSOE a la cabeza, en tanto y cuanto es el mayor responsable del actual Gobierno) de crear líneas rojas para que no se oiga ni el eco de la contestación.  O de “contratar” a grupos de palmas fáciles, que lo mismo aplauden a la cabra de la Legión que a Belén Esteban, para que hagan de palmeros, den vivas y meneen banderitas rojas y amarillas.

¿Defendiendo a un rey que, sabedor de los enjuagues y dineros sucios que le entregaba su padre (aquel otro “rey sin mérito”), se calló como un muerto y no dijo ni mú hasta que la prensa extranjera sacó la liebre de la madriguera?  ¿Pero es que el bloque monárquico (las derechas y los traidores a unas siglas de clara raíz republicana) no se percatan que una monarquía heredada de una dictadura no puede tener legitimidad de origen ni de ejercicio?  ¿Es que no son conscientes que tanto el ciudadano Juan Carlos, como otros elevados a la categoría de prohombres durante la Transición (mejor, mil veces más, TRANSACIÓN), fueron íntimos colaboradores de la dictadura franquista y, siendo testigos directos de sus crímenes, jamás movieron un dedo para impedir tal genocidio?  ¿Por qué no empiezan a limpiar el jaral, descolgando y descabalgando todos los rótulos, bustos y demás donde aparecen los nombres de los jerifaltes corruptos y depravados de la Casa de Borbón, incluido el exrey investigado y su hija Cristina y otras infantas o infanzones que lo único que hacen es ensuciar fachadas, calles, plazas e instituciones? Dejen ya de usurpar esos espacios y cédanselos a prominentes españoles que no tienen dedicado ni siquiera un callejón en la aldea más recóndita de nuestra geografía.

Mientras, en Extremadura, Guillermo Fdez. Vara presenta un plan de “Fomento del Consumo”, dotado con 66 millones de euros.  No sabemos si por consumo se entenderá consumismo, que viene a ser el hijo más sobresaliente del capitalismo. Y la izquierda, aunque no entiendan muy bien sus postulados los que tuvieron sus orígenes en la derecha ni otros que habiendo salido de las filas de la izquierda se volvieron social-liberales, deben saber que la izquierda, con calidad y autenticidad certificadas, siempre ha defendido la virtuosa austeridad (nada que ver con el “austericidio”), incluso el espartaquismo, antes que el despilfarro consumista.  Estos postulados deberían formar parte, como parte de la ética ciudadana, de la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE), con la que, ahora, andan trapicheando.  Porque trapichear es, directa o indirectamente, dejar fuera de las aulas el Latín y el Griego.  Sepan esos “sabijóndus” que portan afilado escalpelo en sus manos que la historia de las Lenguas y Culturas de Europa es imposible entenderlas y comprenderlas si no hay un conocimiento previo de los modelos clásicos.  En el campo de las Humanidades, el Latín y el Griego han de formar parte del currículum académico en ciertos estadios de la Enseñanza; en calidad, al menos, de materias de oferta obligada.  La experiencia educativa nos lleva a decirlo con voz alta y clara.

Le damos ya el finiquito a esta columna con nuestra pincelada romántica, otorgándole así el carácter heterodoxo que le imprimimos a sus párrafos.  Hoy, traemos unos versos del buen amigo Luis García Montero.  Su breve poema “Dedicatoria” lo dice todo en sus cuatro profundos versos.  Para que lo oiga y lo interiorice alguna musa que siempre fue, y es, más que musa, y, luego, entienda y comprenda las hondas sinceridades de otros versos:


“Si alguna vez la vida te maltrata,
acuérdate de mí,
que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte”.

Con su libro poético “El Mal Azul”, nuestro neblinoso poeta sale al encuentro, y esto es lo que nos desgrana:

NO HUBO NI HABRÁ
Amé y, mal que bien, fui correspondido;
siempre más bien que mal, no quepa duda,
y a ninguna me comí, asada o cruda.
Más que a otras, te amé a ti y no hice ruido,

aunque herido, tal vez, yunque de tu oído
por los golpes que di con mi voz muda,
que nunca fue estridente ni fue aguda.
En martinete, te decía, dolido:

Más que a nadie; solo a tu mar entero.
¡Se junten cielo y tierra si es mentira!
Ella fue, aunque tardío, mi amor primero.

No hubo ni habrá otro, y hoy mi yo aúlla y suspira,
que a pique se me fue barco velero
y su azul mar es roja y llameante pira.














Comentarios
Añadir nuevo
Plutarco   |2020-07-20 17:08:06
La juventud de hoy en día ha nacido en tiempos de bonanza, aunque le futuro lo
tenga poco claro. Ya lo decían los viejos del pueblo: "de lo malo a lo
bueno se va muy bien, pero de lo bueno a lo malo, ¡ay amigo!" Y eso está
ocurriendo ahora, que estos jovenzuelos se creen con muchos derechos y pocos
deberes y sacrificios. Exigen que cuando llegan en verano a los pueblos de sus
padres o abuelos les tengan preparada la piscina a punto, que les dejen
corretear con sus motos y quads por la dehesa y otras fincas, levantando enormes
polvaredas y creando una terrible contaminación acústica y que asusta al
ganado que pasta tranquilamente. Y si no les salen las cosas como ellos
quieren, se enfadan caprichosamente. Qué diferente de la mocedad que nos tocó
a otros, por eso sabemos de sacrificios y si no tengo lomo tocino me como. No
es extraño que volvamos para atrás con la terrible crisis pandémica y ya
verem...
Bucanero   |2020-07-20 17:12:48
Haciendo el ridículo los reyes con tantos viajecitos de punta a punta de
España, como si alguien se los fuese a agradecer, la gente ya se ha hecho una
idea de lo que es la monarquía y no se la dan con queso, solos los de la
derecha y los del PSOE, y de éstos las 3/4 partes de los militantes no quieren
ni oler a los Borbones a cinco leguas (si acaso fueran BOMBONES, otro gallo
cantaría), por lo tanto déjennos los medios de marear la perdiz y de
colaborar en ese blanqueo de la Casa Real, pero claro como la mayoría de los
medios son de oligarquías periodísticas de la derecha, que son los que tienen
las pelas, pues eso...
Guiomar   |2020-07-20 18:58:57
Parece que por estas comarcas del Valle y de la Vera nos estamos librando por
ahora de los brotes y contagios, pero tocaremos madera, porque un día sí y
otro también no dejan de aparecer casos y más casos, sobre todo entre gente
joven, y es que todos hemos sido jóvenes y la verdad es que actuamos sin pensar
muchas veces; completamente convencida que esto no tiene remedio mientras no nos
vacunen a todos, pero ¡cuándo llegará la vacuna! La propaganda que llevan
hecha acerca de la vacuna, que si estaba ya dispuesta para el verano, que había
no sé cuantos laboratorios ultimando los ensayos en humanos, que si patatín
que si patatán. Con tanto blablabla, al final no nos creemos nada y cada hay
habrá más contagios y más muertos en el mundo y por lo que se ve son muy
pocos los que conciencian de que debemos limpiar y cuidar al planeta. A veces
pienso que la Humanidad no tiene arreglo ni futuro.
Jurdana   |2020-07-21 15:43:21
Esta ves, Ti Feli, no mos has traíu argunus cachuh de puesía escrita en
estremeñu. ¡Con lo que a mí me gustarun esus versus del tu amigu Ismael!
Asina que ya sabis lo que tienis que jadel, traelmus más versus pa la prósima
ves. Si la mayol parti de los estremeñus sabieran escribil y leel en la su
Lengua, pos antoncis to sería mas fácil, peru está vistu y comprobau que
cumu la genti está enseñá a leel en castellanu, no da pie con bolu cuandu
tieni que leel en estremeñu, anqui ellus hablin coloquialmenti con los sus
vecinus en estremeñu, y velaquí la contradición que suponi esu, que no
s,arregra si la nuestra consejería de Ducación no poni una sinatura con el
nombri de Lengua Estremeña, pa que desde bien chiquirrininus aprendamus a
hablal y a leel en la nuestra Lengua, que jadi mucha farta.
Caballo Loco   |2020-07-21 15:51:01
El Fernández Vara fue de Alianza Popular, que fue el embrión del PP, antes de
entrar en el PSOE de la mano de su amigo Juan Carlos R. Ibarra, Por eso
todavía bebe ciertos vientos conservadores, que se le nota a la legua. Ya
veremos que novedades hay con ese plan de "Fomento del Consumo", que
como se afirma en el artículo puede degenerar en "Fomento del
Consumismo", apoyando descaradamente a ciertas industrias turísticas y de
ocio que son donde se están produciendo mayormente los contagios del
coronavirus. Y esto del consumismo quienes los practican mayormente son los que
tienen los dineros, que a la gente baja le suenan poco los bolsillos, aunque hay
algunos que empeñan los ojos de la cara con tal de aparentar lo que no son; es
de esa gente que va regotrando a chorizo y solo come morcillas: un buen caladero
donde la ultraderecha de VOX pesca a manos llenas.
Terencio   |2020-07-21 15:56:42
Por Las Hurdes, nos han dejado sin piscinas con estos del virus, pero en
comarcas cercanas han abierto las piscinas y están funcionando normalmente.
Ya sabemos que pueden ser un foco de contagio, pues lo mismo que son los bares,
las tiendas y otros sitios donde la gente se amontona para ejercer sus tareas
laborales. Lo que no se puede hacer es crear agravios comparativos entre las
comarcas. ¿Qué pintan las Comunidades Autónomas si no legislan igual para
todo los habitantes? Nos parece una gran injusticia, aparte que llevarán a la
ruina a numerosos chiringuitos, hostales, casas rurales... que se llenan en esta
época y sobre todo por las piscinas naturales que tienen a su disposición.
¿Por qué por ejemplo en el Valle del Jerte sí y en Las Hurdes no? No hay
quien lo entienda.
AZUL MAHÓN   |2020-07-21 16:52:21
¿Cuántos rótulos han retirado de las calles, plazas, hospitales, colegios,
parques y otros organismos e instituciones donde estaba inscrito el nombre de
Juan Carlos de Borbón o el de su hija Cristina, la esposa de Undargarín? ¿O
de otros borbones, como es el caso de Alfonso XIII, por citar solo uno de los
muchos que hay, todo un mujeriego, amante de los casinos, defensor de la
dictadura franquista, culpable de los miles y miles de soldaditos de familias
españolas pobres que cayeron en la guerra colonial de Marruecos, con el
bastardo fin de defender las explotaciones mineras de la cuenca del Rif, de las
que dicho rey era el mayor accionista? Además, cuando lo echamos de España en
1931, se llevó 130 millones de las antiguas pesetas de las arcas públicas.
Carnitoro   |2020-07-21 19:03:37
Ha muerto Juan Marsé, el escritor catalán que era todo un símbolo de una
época, de aquella Barcelona de la posguerra de los barrios obreros, de la gente
que perdió la lucha contra el fascismo, de tiempos de hambre y de miseria, de
falta de libertades y de fusilamientos. Juan fue comunista y luego se alejó de
esta ideología, pero siguió siendo siempre de izquierdas, consciente de
pertenecer a una clase social que le impedía ser nacionalista, de derechas y
monárquico. Más bien, era un anarquista y muchas de sus páginas rezuman
auténticos espíritu libertario.
Lorena   |2020-07-21 23:33:24
¿Quién es el poeta que fue correspondido, pero que aúlla y suspira? En fin,
patatas en latín, y hablando del latín, como profesora, igual que lo es el
autor de la columna, me revienta que a este Gobierno (no me lo esperaba en la
vida) se le ocurra la peregrina idea de eliminar el latín y el griego en la
nueva Ley de Educación que se trae entre manos. Siempre se ha dicho que, en la
izquierda está la mayoría de la docencia y de la intelectualidad, como lo
vimos cuando miles de profesores y de intelectuales tuvieron que largarse al
exilio al perder la guerra la II República. De haberse quedado, ya se sabe lo
que les esperaba. ¿Cómo es posible, entonces, que un Gobierno que dice ser de
izquierdas quiera eliminar tales asignaturas que son la base cultural de gran
parte de la civilización europea?
Argimiro "Bandurria"   |2020-07-22 14:05:23
Me gustaría escribir este comentario en "estremeñu", pero no me
atrevo, porque viendo los textos que he visto en revistas anteriores, se me hace
que metería la pata, porque no creo que tenga la desenvoltura suficiente, pero
todo llegará; pero para que no se pierda nuestra Lengua, debe de preocuparse
algo la Administración educativa extremeña y empezar desde Primaria a
introducir una materia que afiance dicha Lengua, como hacen en Asturias con el
bable, por poner un ejemplo. Por cierto, eso de suprimir el latín y el griego
como asignaturas en Secundaria y Bachillerato me parece una barbaridad y una
locura que no entiendo que pueda caber en la cabeza de los políticos
gobernantes, a los que se supone que tienen estudios universitarios. Si cometen
esta felonía muchos profesores dejaremos de votar tanto al PSOE como a Podemos;
sinceramente, no espero que se lleve a cabo y que esa noticia es más un globo
so...
Argantonio   |2020-07-22 14:14:09
Para "limpiar el jaral" de los Borbones se necesitan muchos calabozos,
que corten las malas matas y no quede ni una. La pregunta es que cómo se
juntan muchos calabozos, cuando no se reunen votos suficientes en el Congreso
para llevar a cabo reformas en lo tocante a la forma de Estado. Si el PSOE no
sumara sus votos con los de las derechas, no habría problema alguno, pero el
PSOE, sus dirigentes, son de verdad IMPRESENTABLE y nos repugna a muchos que
defiendan a capa y a espada a los borbones cuando la raíz de esa formación
política es auténticamente republicana. Hasta donde no digo estamos ya muchos
militantes socialistas y esto va a explotar por algún lado, pues a los
militantes nos ningunean. Todavía estamos esperando un referéndum entre las
bases socialistas para que decidamos si queremos monarquía o república.
Maestru   |2020-07-26 17:32:56
Se vei mu bien que se precisa más la fachenda, las banderas i los torteus que
dela coltura. Quandu el puebru lo tratan de missinu gatinu i lo quean en xerga
esperandu qualquiera milagru lo mássimu que le dan es el bibirón con lechi en
polvu velaí d'alguna multinacional. Sigui dandu yesca con estus endirgus,
Félix!
Buen Rollo   |2020-07-28 14:11:24
Yo no sé señol Maestru desenvorvelmi como usté en la palra estremeña, peru
lleva usté señol Maestru toa la razón del mundu en lo que dici o en lo que
he creíu entendel, y craru que nos dan gatu pol liebri al pueblu y nos dicin
misinu gatinu pa engatusalnus y tenelmus bien arrecogíus y baju el su comandu.
Ya veu que conoci usté al señol Feli, pos le anima seguil dandu yesca, y que
no pari mientras las cosas no encuentrin el su acomodu, tamién le animu a usté
a siguil escribiendu en estremeñu, pol ver si se nos va queandu a tós bien
cravau y no dejamuh que se nos pierda esta lengua nuestra, que dicin que es de
la rama del babli asturianu.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI