AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 18 DE OCTUBRE (XVII)

Félix Barroso Gutiérrez

Antes, por todo el septentrión extremeño, las aceitunas se dejaban madurar en el árbol y, hasta que no estuvieran en buena sazón, allá por las gélidas escarchas de diciembre, no se empezaba el vareo y la recolección.  Excepto las olivas que, aderezadas de diferentes formas, se dejaban para consumo de casa, el resto se transformaba en aceite en las viejas almazaras.  Por esta zona, las llamábamos “lagáris”.

La voz “lagal” ha conservado cierta fidelidad a sus orígenes: “lacus”, término latino que, a su vez, se asienta en aquel otro de “*lok-u- “, de origen protoindoeuropeo, emparentado con “λάκκος” (antiguo griego), y que todos ellos vienen a significar: cisterna, fosa o embalse.  Y el “lacus” no era sino esa cisterna en donde se depositaba el aceite en las antiguas almazaras del mundo romano.

Nuestros recuerdos se sumergen en años nebulosos de nuestras infancias y pubertades, cuando, a veces, nos levantaban de la cama los días que no había escuela y nos llevaban a “apañal acetunas”. La helada, que cubría de armiño todo el campo, había incrustado y enquistado las aceitunas en los terrones de los surcos.  Las manos se quedaban “engarañás” al despegarlas de la parda tierra.  Había que acudir a la gran “chamá de lumbri” (enorme hoguera), levantada en medio del olivar y meter las manos entre las llamas, para que entrasen en calor.

Luego, todo un trajinar de caballerías, transportando las aceitunas hasta los “chiquérus” (algorines) del molino de aceite.  El último día de la “acetunera” (recolección de las olivas) era toda una fiesta.  Mozos y mozas jugaban al “Toru” y preparaban “El Ramu”, que iba encabezando el alegre y cantarín cortejo, camino del pueblo.  Había un “conviti” (comida copiosa y bien regada) a la hora de la cena, que se alargaba con el “valseu del baíl” (bailes que se acompañaban con el ritmo de una badila o vieja sartén de largo mango, percutidas por una llave vieja).  ¡Cuán largo y emotivo sería hablar de todo ello…!

Tiempos eran éstos del mes de octubre en que también tenía lugar la sementera.  Había que sembrar casi hasta entre el medio de los canchales.  En una economía de subsistencia, hay que alimentar a las personas y a los animales domésticos con los que se sembraba en las “tierras” (parcelas alargadas destinadas a la siembra de cereales) y en los huertos. Donde no entraba el arado, entraba la azada.  Los pueblos que tuvieron la suerte de que sus dehesas boyales y comunales no fueran ilegalmente desamortizadas en el siglo XIX, cuando los terratenientes, burguesía industrial y otros caciques hicieron su agosto, gozaban de un mayor respiro al disponer cada familia de tres “suertis” (lotes de tierra) en dicha finca que era y sigue siendo propiedad de todos los vecinos.

Los “partioris” (encargados de distribuir los lotes), campesinos avezados en el oficio y que conocían con los ojos cerrados, palmo a palmo, la dehesa, repartían con atinada mano las partes de tierra buena, mediana y de inferior calidad.  Cada año se desmontaba, se labraba y se sembraba un cuarto.  Nunca se me olvidarán los nombres de los cuatro cuartos de la dehesa por la que correteé cientos de veces, buscando nidos, lagartos y las ranas de las lagunas: Cuartos de “El Carrascal”, “El Espinal”, “Pozu la Piedra” y “Cuartu de Arriba” o del “Tejal”.  La economía de subsistencia necesitaba proteínas y, como bien dice el antiguo refrán, acorde con tiempos muy distintos a los de ahora, “bichu que corri y avi que vuela, tós valin pa la cazuela”.  Y había pájaros, lagartos, ranas, erizos… para los depredadores, las personas y aún sobraban muchos.  Desgraciadamente, cuando las químicas entraron en los campos, toda la fauna fue diezmada.  Hoy, tenemos que denunciar con voz dolida y rotunda que muchas especies que conocimos en nuestros años infantiles ya han sido exterminadas de nuestros términos.
……………………………………………………………………………
Cambiamos el paso y hacemos un pequeño resumen de la pandemia en nuestra tierra extremeña.  A fecha de ayer, sábado, 17 de octubre, se registraron 284 nuevos casos de positivos de coronavirus, confirmados por PCR.  Cuatro fallecidos más y 164 personas ingresadas en los hospitales de la región, 16 de ellos en UCI.  Han surgido tres nuevos brotes: Mérida, Castuera y Helechosa de los Montes.  Siguen varias poblaciones sometidas a confinamiento perimetral.

Visto lo cual, pasamos a poner el dedo en la llaga de la extensa piel de toro que conforma este país.  Seguimos sin tener la más mínima noticia de las venturas y desventuras del Borbón fugado, algo impensable en una democracia que se precie de ello.  El no dar cuenta por parte de la Casa Real y de otras autoridades competentes de la huida de quien fue Jefe de Estado de la nación, nos coloca en la lista de los países bananeros, donde la luz y los taquígrafos brillan por su ausencia.  Y hablamos de huida porque no se puede entender de otra forma la escapada de un exjefe de Estado al iniciarse un acoso contra él por ser judicializado a causa de graves delitos que están siendo investigados.  Todo suena a impunidad impropia de un Estado de Derecho y Democrático, con el agravante de que el Borbón no ha aposentado sus reales en un país cualquiera, sino en una monarquía absoluta, feudal y donde los derechos humanos hacen aguas a todas horas.

Pero los incondicionales, gente que calló y miró para otro lado ante todos los desmanes y desafueros que dicho ciudadano, conocido por “El Campechano”, cometía durante su mandato, siguen sacando patéticos vídeos, donde personajes de la ultraderecha se arraciman con algún que otro barón del PSOE (traidores a los honestos socialistas que dieron su sangre en defensa de la República) y otros de la farándula para gritar a pleno pulmón “¡Viva el Rey!”.  Y las encuestas que corren por las redes, solventes y rigurosas (encargada por 16 organismos que conforman la “Plataforma de Medios Independientes”, sufragada mediante un crowdfunding), manifiestan claramente que la monarquía cae en picado, frente a la opción republicana.

Otro de los forofos mentores y adalides de la monarquía borbónica es nuestro cercano alcalde (PP) de Plasencia, Fernando Pizarro García-Polo, el cual, con motivo de la mutilación que se llevará a cabo de una calle placentina, a fin de otorgarle un tramo al ciudadano Felipe VI, no ha tenido empacho en subir a los altares a tal institución.  Ha manifestado, sin temblarle el pulso, que “la monarquía ha contribuido de manera decisiva al mayor período de paz y estabilidad de nuestra historia”.

Todo ello sin tener en cuenta los centenares de asesinatos (represión obrera y estudiantil, crímenes de ETA, del GRAPO y del GAL), el autogolpe del 23-F, perpetrado por el propio monarca Juan Carlos I de Borbón (publicado con pelos y señales y que nadie ha desmentido) y la oscura fortuna amasada por este último individuo, que tendrá que sentarse en el banquillo y dar cuenta de las fechorías por las que se le investiga.  Todo esto ha sucedido en “ese período de paz y estabilidad”, donde también ha dirigido en la sombra el país un “Gobierno paralelo desde las más inmundas cloacas”.  Semejantes afirmaciones del edil placentino parecen sonarnos a muchos como aquello de los “Veinticinco años de Paz y Ciencia”, que tanto pregonó la dictadura franquista a los cuatro vientos.

Y hablando de la gente del PP, partido que, como todas las derechas a lo largo de la Historia, han intrigado hasta la náusea cuando los tiros no le han salido bien (se incluyen golpes de Estado), estamos asistiendo a toda una judialización de la vida española.  Y es que esta derecha (extrema o extremada), que aún no ha perdido el pelo de la dehesa, no para con sus tácticas de “lawfare”: belicosidad jurídica para intentar doblegar al Gobierno y, en vez de realizar una oposición responsable y seria desde el Congreso, hacerla desde los tribunales, donde tienen mayoría los jueces ultraconservadores y reaccionarios.  De aquí el bloqueo continuo a renovaciones de instituciones que están más caducadas que las “katangas” (una clase de chupachups que saboreábamos cuando éramos pequeños).

Y no desaprovechan la ocasión para intrigar maliciosamente con sus socios de la derecha europarlamentaria, con el objeto de zancadillear y criminalizar al Gobierno de la nación, como si tal Gobierno fuera espurio y no hubiera pasado por las urnas.  Mientras, Pablo Casado y demás compañeros mártires en la fe, sin cortarse un pelo y con un rostro de cemento armado, negando por todos los rincones que el PP haya sido acusado en firme por lucrarse con la trama Gürtel, cuando la sentencia del Tribunal Supremo está más clara que el agua de la fuente del “Ruidioru” del pueblo de este trotacaminos.
…………………………………………………………………………………………………………….
Hora va siendo de aparcar las trifulcas democráticas y poetizar, en este domingo ventoso y con deshilachadas nubes blancas en el firmamento (más valía que estuviese lloviendo), nuestras vidas con las estrofas de nuestros ya conocidos rapsodas.  Por una esquina, nos aparece Ismael Carmona García, rimando sus versos con “jonduras estremeñas”:

Naidi a la bofa nactarina,
toita marchá, recuerda
quandu a la final hundi
nel machu el güessu.
Naidi a la çoronda
que descudiá cayó
sin el ombri cogé-la.
Naidi a la que colgandu
de la rama bajera
entre talluas yervas
se queó encultaina.
Lu tu, qué tantu t’indina,
de que quandu güelvas
a la tierra naidi te llori?
Denguna calli pusu velas
ni abangarun las sus ramas
en señal de duelgu.
Tapocu aquellas piyerun
espricacionis al arvu.
(Poema: Nadie a la bofa nactarina.  Poemario: Endofísica)

Y por la otra esquina, casi invisible entre tanta espesa niebla, vemos doblar la imagen de aquel otro anónimo poeta, desparramando otro de sus apasionados sonetos por sus labios.  ¿Para qué si la niebla no se le ha de levantar en muchos años…?

LLORÉ

Yo te soñé antes de que tú nacieras
y te amé no como amé a otras varias,
porque de ti me fueron necesarias
tus bilis y salivas cafeteras,

la suave ondulación de tus caderas,
tus hermosas pupilas cuaternarias,
la energía de tus manos voluntarias,
tu albo cuello de cisne de riveras,

tu oscuro pelo, tus neuronas todas…
Lo de dentro y lo de afuera.  Todo.
Yo te amaba y jamás te hablé de bodas.

Lloré y me limpié ojos con el codo.
No era tiempo de lacrimosas modas
y lloré aún más, con lágrimas de yodo.
(Del Poemario: El Mal Azul)



Comentarios
Añadir nuevo
Poldo   |2020-10-19 13:24:24
A mí me ha tocado doblar desde pequeño muchas veces doblar la rabadilla para
ir a ayudar a mi padre a apañar aceitunas en olivares que no eran suyos que
eran del amo, porque en la zona donde vivían mis padres la tierra estaba y
está en poder de cuatro terratenientes; los demás todos eran jornaleros, a los
que les sacaban bien la piel a tiras, trabajando a destajo y con unas heladas
que si venían acompañadas de niebla duraban todo el día. En Extremadura
siguen mandando en la tierra los mismos y encima cobran cantidades millonarias
por las ayudas europeas. ¿Para eso hemos entrado en la CE? Solo para que
engorden los ricos.
Pericucho   |2020-10-19 13:29:32
No sabemos nada del que fuera rey y que aparte de vivir a cuerpo de rey no se
conformaba con lo suyo sino que echaba mano de lo ajeno según apuntan los
delitos por los que está siendo investigado. El que calla otorga, que eso
siempre se ha dicho, por lo tanto si la casa real y el gobierno se mantienen
callados es que están de acuerdo que siga este borbón felón rascándose la
barriga en los Emiratos, y aquí en España mucha gente pasando hambre por el
estado calamitoso de la pandemia.
Aurora Roja   |2020-10-19 13:35:27
Aceitunera y sementera se llevaban a cabo en este mes de octubre, que
ciertamente era más lluvioso que en los últimos años y apañando a mano las
aceitunas y arando con dos burritos desde que amanecía hasta que se ponía el
sol, muchas veces como jornaleros de los más ricos del pueblo y otras en los
cuatro cachos y los cuatro olivos que tenían los pequeños campesinos. Una
vida muy arrastrá; ahora ya está todo mecanizado, pero los dueños de la
tierra siguen siendo los mismos o sus herederos en esta Extremadura donde miles
de hectáreas solo están convertidas en cotos de caza en vez de estar en manos
de aquellos que de verdad trabajan la tierra. Mucho gobierno de izquierda pero
de reforma agraria nadie habla.
Paleto   |2020-10-19 13:39:37
Los de la derecha tienen un morro que se lo pisan, mienten más que valen, mira
que el Supremo ha quedado bien claro que el PP se ha lucrado con el tema de la
Gurtel, pero por un oído les entra y por el otro les sale; ellos lo niegan todo
y lo repiten mil veces, utilizando técnicas goebbelianas, o sea propias del
ministro nazi Joseph Goebbels, que decía que una mentira repetida mil veces se
convertía en una verdad. Solo hacen que intrigar y malmeter y luego dicen que
defienden los intereses de España, cuando siempre han defendido sí, los de
España, pero la de la España suya que nada tiene que ver con la de los
españoles de las clases medias y bajas.
Ave que vuela   |2020-10-19 13:44:27
El otro día decía Ángel Rodríguez, que ha sido más de 30 años director
del parque de Monfragüe y que es natural del pueblo cacereño de Pescueza, que
él de chico vivió en un chozo con sus padres, que eran pastores a sueldo de un
latifundista, y que cazaba pájaros, lagartos, culebras y otras especies que
suponían una ayuda alimentaria para la gazuza que se pasaba en muchas casas
algunas temporadas, que será que como se escribe en el artículo que antes
había pájaros, lagartos, ranas y otros animales a punta pala y ya no quedan ni
la mitad. Muchas medidas de protección de la fauna, pero las químicas siguen
envenenando nuestros campos; sobre esto, ¿no tienen nada que decir los
gobernantes?
Republicano   |2020-10-20 11:11:06
A ver cuándo Plasencia tiene un alcalde como Evaristo Pinto Sánchez,
republicano, demócrata y federalista. Creó el periódico "El
Demócrata" y más tarde "El Cantón". Peleó a brazo partido
contra las injusticias y el caciquismo que asolaban la ciudad de Plasencia,
aguantando las pullas, querellas, insultos e incluso algún conato de atentado
por parte de terratenientes, el clero, los partidarios de la monarquía y la
oligarquía derechista de aquellos años de finales del siglo XIX. Las clases
bajas estaban con él, por lo que fue un alcalde muy querido porque estaba
siempre al pie del cañón con los más necesitados de la sociedad placentina.
Republicano  - lahorcajada@yahoo.es   |2020-10-20 11:18:24
Qué bonitu el puema a la probi nactarina, señol Ismael, m,ha gustau muchu.
Pol lo que se ve, usté debi sel de argún puebru de andi hay regadíus, de esus
puebrus de colonización que levantó el dictadol Francu, peru pagánduli el
dobli de lo que valían a los amus las fincas que se expropiaban pa convertilas
en regadíus y encima se queaban entoavía los amus con los mejoris cachus, con
el agua metía y sin pagal un real, y a estu llaman algunus reforma agraria,
cuandu los colonus asentaus eran medierus que tenían que pagarli una parti de
lo que sacaban a los amus o al Estau. ¡Menúa reforma agraria! Asina son toas
las reformas de las derechas: tó pa mí y pa los probis jornalerus las migajas.
Me gustan las sus puesías, señol Ismael y esperu que no falti a la cita,
igual que el poeta de la niebra, que es un lloriu continu y cuasi mos jaci
lloral a tós los que los leemus.
Jurdana   |2020-10-20 11:20:46
Me se olviaba dicirli señol Ismael, que una vez más le recuerdu lo de los
librus pubricaus, pos bien que me gustaría compral algún libru suyu, con esas
puesías tan bonitas, asina que le pidu pol favol me diga si tiene argunu
pubricanu, que yo le jadría buena propaganda de él.
Francis   |2020-10-20 17:09:41
Los del PP ya no saben ni qué hacer con los casos de corrupción que los tienen
enmierdados hasta el cuello, qué digo, hasta los pelos de la cotorina de la
cabeza, y lo que les quedan todavía por pasar por los tribunales; bien dijo
aquel juez que dijo que el PP era una asociación preparada para delinquir. Por
eso le echan tanto morro al asunto y niegan hasta las sentencias de los propios
jueces, niegan todo, mienten sin escrúpulos algunos y, luego, muchísimos de
ellos van a misa de alba a comulgar y darse golpes de pecho, porque eso sí, son
más católicos que los propios curas y las propias monjas.
VivalaVirgen   |2020-10-21 14:26:56
A todos estos de la derecha, que están todo el día incordiando, envenenados
por su mal perder y porque no sabe cuándo podrán volver a tocar poder, los
llevaría conmigo a estar al menos el tiempo que yo estuve arrancando las
hierbas malas y quitando las piedras según iban mi padre arando con la yunta de
burros en el mes de octubre, cuando la sementera. Todo el día agachado. Estoy
orgulloso de ello, porque no fue ninguna explotación, ya que sabíamos de sobra
que aunque fueramos chavales teníamos que ayudar en casa. Tenían que probar
algo de esto todas esas jaurías de las derechas, para que supieran lo que es
trabajar, porque la mayoría de sus dirigentes solo son hijos de papás, nacidos
en ricas cunas.
Don Pelao   |2020-10-21 14:35:35
Cada vez me explico menos el silencio y la oscuridad que hay sobre Juan Carlos,
el Borbón que salió de naja, como alma que escapa del diablo. ¿Acaso no
debería presionar el Gobierno a la Casa Real para que diera cuenta a los
españoles de toda esta impresentable bananería que está deteriorando la
imagen de España por todo el mundo? Pero mucho me temo que el Gobierno
también lo sepa y calle como un muerto, o sea, que entre todos ellos reina la
omertá y no hay más que hablar. Como decían nuestros antepasados en el siglo
XIX, ¡Viva el rey Fernando y sigan robando!
Carnitoro   |2020-10-21 14:44:24
Mal año de aceitunas, que no se ha cogido ni se cogerá ni la cuarta de la
cuarta parte de la cosecha del año pasao; cuando todo viene atravesao, todo se
pose mal, menudo año bisiesto, en año bisiesto ni viña ni huerto, y siguen
rugiendo los jueces que están a la derecha, arropados por las tres derechas
aunque una de ellas diga que es de centro, si es de centro yo soy San Pedro de
Alcántara, cuya fiesta fue el pasado lunes. Al menos, nos queda la poesía,
que cada vez me gustan más las que el autor del artículo trae a estas
páginas: poesía de la buena, tanto en extremeño como en castellano,
matrícula de honor.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI