Leonor tiene un club de fanes

Arturo del Villar

COMO cualquier cantante de moda, la triprincesa de Asturies, Girona y Viana, duquesa de Montblanc, condesa de Cervera, señora de Balaguer, dama de la Insigne Orden del Toisón de Oro, hija de su papá y llamada por eso Leonor de Borbón, tiene un club de fanes, que es como recomienda la Real Academia Española que se escriba, en lugar del barbarismo fans habitualmente usado en los medios de comunicación de masas desinformados. Debido a que yo me afano en escribir correctamente, sigo el criterio de la Academia, que por algo es Real.

El club lo ha creado la Asociación Concordia Real Española, que utiliza como siglas CREE, sin explicar de dónde saca la segunda E no presente en el nombre. Será la inicial de Estúpidos. Quedó constituida el 31 de julio de 2020, con sede en la Avenida Paralela de Majadahonda (Madrid). Aparte de cursar felicitaciones tanto al rey titular como al decrépito exiliado, hasta ahora no había dado señales de ninguna actividad real. Tiene como lema “El Futuro Es Leonor”. He necesitado parar un rato, porque al ordenador le dio una risa loca al escribirlo. Recuperada la seriedad continúo.
Los fanes se han sentido tan fuertes como para convocar una reunión callejera ante la real sede del Instituto Cervantes en Madrid. Será su prueba de fuego. Contaremos cuántos vasallos de su majestad acuden al llamamiento de los concordiantes. El motivo es realmente ridículo, porque consiste en que Leonor en persona y ella sola, es decir, sin la real compañía de su padre y muy señor nuestro, como sucedía hasta ahora, pero seguro que rodeada de gorilas guardaespaldas, va a entregar al Instituto Cervantes el ejemplar de la Constitución en el que aseguró el Servicio de Prensa de la Casa Irreal leyó en voz alta y clara el primer artículo. ¡Qué gran esfuerzo realizado! ¡Y cuánta generosidad al donarlo para que puedan venerarlo las generaciones futuras! ¡Bendito ejemplar, qué suerte la suya!

Sucedió tan histórico acontecimiento el 31 de octubre de 2018, día en que cumplió 13 años de su vida triprincipesca. En las cajas fuertes del Instituto Cervantes se conservan manuscritos y documentos donados por escritores laureados, empezando por los premios Cervantes, como un presente para la historia. Conceder categoría de histórico a un vulgar ejemplar de la Constitución, porque en él se dice que leyó la triprincesa el primer artículo, devalúa todos los documentos depositados por escritores a los que se considera maestros del lenguaje.

El servilón director del Instituto Cervantes es el poeta Luis García Montero, quien en 2015 concurrió a las elecciones en Madrid por Izquierda Unida, después de defenestrar a Tania Sánchez. Comunicó entonces urbi et orbi que es izquierdista de toda la vida, una ideología incompatible con la monarquía. Como asegura el refrán que de sabios es rectificar, ha querido ser realmente el más sabio de los izquierdistas, y aquí lo tenemos alternando con la CREE. Sus motivos tendrá para dejarse domesticar de tan real manera. Mal no le va, eso es verdad.

Sobre todo si es cierto lo que publicó la revista Vanity Fair, especialista en cotilleos reales, para informar sobre la lectura triprincipesca, el 31 de octubre de 2018, ese día que ya forma parte de la historia de España. Según escribió Eduardo Verbo en un detallado reportaje de esa misma fecha, “la joven tenía preparada una página con las letras más grandes que el resto, para poder leerlas sin problemas, lo que denota el cierto nerviosismo que la hija de los Reyes ha vivido en los días previos a ese acto”.

Así está publicado, y no ha sido desmentido, por lo que debemos creerlo. En consecuencia, la triprincesa no leyó el primer artículo en ningún ejemplar de la Constitución, sino en una hoja de papel en donde estaba escrito con letras de cuerpo alto. Si es así, y el Servicio de Prensa de la Casa Irreal no lo negó, tanto su majestad el rey católico nuestro señor como su triprincipesca hija se burlan una vez más del pueblo español, al inventar una falsedad como noticia real. Y el ejemplar supuestamente convertido en histórico, al haber tenido la fortuna de ser leído por la presunta heredera del trono, es tan falso como la palabra de los monarcas.  
Estos borbones se han pasado la dinastía riéndose de los vasallos, que les pagan todos los gastos derivados de sus reales vidas. Y que ninguno cometa la osadía de criticarlos de palabra hablada o cantada, porque toda la real organización judicial está presta a condenarlo por injurias a la Corona, el delito más grave de cuantos contempla el Código Penal. Por eso es imposible preguntar a la triprincesa si promete que el ejemplar de la Constitución entregado al Instituto Cervantes fue el leído en aquel inolvidable día. De todos modos, no nos importa absolutamente nada que lo sea o no.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI