AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 16 ENERO 2021 (LXXXI)

Félix Barroso Gutiérrez

Cuando regreso a casa, después de mis rocambolescos, heterodoxos, transversales y variopintos quehaceres, casi siempre ligados a los mundos etnoarqueológicos o de la Cultura Tradicional-Popular, la noche se me echa encima y zancajeo, con la linterna en la mano, por caminos y trochas de mala muerte.  Tengo el todoterreno en el quinto demonio y hay que ir en su búsqueda.  Pero en estas noches de enero, rasas y con la invisible helada que se descuelga sin decir ni mu, sobra la linternilla.  La luna, en lo alto, alumbra como si fuese de día.  Preciosa su cara en estos gélidos días del primer mes del año.  En 1627, en su “Vocabulario de refranes y frases proverbiales”, Gonzalo Correas anotaba: “Clara luna es la de agosto, si la de enero no le diese en el rostro”.

 

 

Treinta y dos años más tarde (1659), nos encontramos con el raro librito de “Sentencias filosóficas i verdades morales que otros llaman proverbios o adagios castellanos”, escrito por Luis Galindo, donde leemos: “En este mes, más que en lo restante del año, es de observaçion que por estar el ayre más puro y menos turbado de impresiones, luze más brillante y clara la luna”.

Cantares muy antiguos también nos hablan de la belleza que encierra la luna de enero.  Por estos pueblos, los mozos, cuando rondaban (ya no hay rondas ni nadie canta en las tabernas, pues la caja tonta estranguló las gargantas de la voz popular), entonaban aquella coplilla que decía: “No hay luna más clara // que la d,enero, // ni amoris más querenciosus // que los primerus”.  Refieren que, en el mes de enero, la luna se encuentra en el momento del perigeo, o sea, cuando más próxima está a nuestro planeta.  Las creencias antiguas consideraban que esta aproximación influía en la libido o deseo sexual de las personas.  Ello tiene mucho que ver con lo que nos contaba Cristina Iglesias Gómez, de la alquería jurdana de El Avellanar, sobre el “poderíu que tiene la luna”, después de despacharse cantándonos una curiosa versión del romance de “La loba parda” y otra sobre el de “la infanta preñada+la infanta parida”.  Nos llamó la atención un extraño dicho: “La lunita d,eneru, // la regalona, // la que trai a luh mocítuh // de dirindonga”.   Y Tía Cristina nos decía por lo bajo que, en el mes de enero, la luna entraba en celo y “cogía a lus mózuh y mózah y leh apegaba la mehma calentura”.

Por los pueblos de más abajo, en la comarca de Tierras de Granadilla, nos narraba Calixto Gutiérrez Montero, más conocido por “Ti Calíhtru Moqueras”, que, en las noches de ronda del mes de enero, cuando estaba la “luna entera” (no tiene que ver con la luna llena), solía haber muchas quimeras entre los mozos, a causa de las mozas.  Las rondas siempre eran en las jornadas dominicales u otros días festivos.  “La luna d,eneru vinía con el revortoriu y cogía pol igual a loh mózuh que a lah mózah y, a cuenta d,ellu, ya ehtaba prepará la quimera y volaban loh páluh y lah cayáh pol el airi” (la luna de enero, con la libido fuera de sí, envolvía a mozos y mozas y, por tales motivos, había muchas riñas entre los mozos.  Se disputaban las novias y se liaban a golpes con las cayadas y los palos).  En muchas ocasiones -nos decía Calixto-, tenía que intervenir el “gallu del puebru” o el “arcardi mozu”, con el fin de poner paz entre los contendientes.

Cuando regreso a casa en estas noches de enero, me quedo observando la inmensidad de la luna y un cierto escalofrío me trepa por las espaldas. Y es que la luna también es amiga de los muertos.  Detrás de su esplendorosa belleza, esconde otra siniestra cara.  Pero hablar de ello tocará en otra ocasión.   Siempre es bueno dejar algo para mañana.
……………………………………………………………………………………………..

Repaso fugaz al estado pandémico de nuestra región extremeña, que no puede faltar nunca en una “Agenda de la Nueva A-Normalidad”.  Siguen ascendiendo los contagios.  A fecha de ayer, sábado, día 15 de los corrientes, el número de contagios continuaba por encima de los 3.000 por cada 100.000 habitantes.  Desde el día primero del presente año, se han contagiado en Extremadura 44.449 personas por el coronavirus.  La cifra de fallecidos desde que se inició la pandemia asciende a 2.054 (seis en la última semana). El número de hospitalizados se sitúa en 211, de los que 23 se encuentran en UCI.  Las autoridades sanitarias siguen aconsejando no bajar la guardia, y la gente de a pie, según se escucha a nivel de calle, está ya más que harta de tantas declaraciones; contradicciones; de que cada comunidad autónoma vaya a su bola; de que se convoquen elecciones en algunas de ellas, con la que está cayendo, por bastardos intereses tácticos y estratégicos de los políticos y de que no pueden hacer su vida normal, pese a que gran parte de ellos han recibido ya tres pinchazos de la vacuna.
……………………………………………………………………………………………….
Metidos como estamos en nuestras argumentadas críticas sobre el futuro viaje regio a Las Hurdes el próximo mes de junio, para que coincida con el primer centenario de aquel otro tendencioso viaje del abuelo paterno de Felipe VI, ocurrido en 1922, vamos a ir rematando el asunto con ciertos flecos que quedan sueltos.  Dicha sea la verdad, con la información que disponemos habría para escribir todo un libro.

Dejando aparte los elogios que el médico Gregorio Marañón y Posadillo, de cuyas sombras nos hacíamos eco en el capítulo anterior, dirigía a la franco-falangista Sección Femenina y a Pilar Primo de Rivera, máxima dirigente de esa organización antifeminista y fascista y que exclamaba por los altavoces que “Las mujeres nunca descubren nada; les falta el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles” …  Pues, como decimos, dejando aparte esos elogios, pasamos a hablar de otro de los que formaban parte de la comitiva del rey Alfonso XIII.  Nos referimos al burgalés Pedro Segura Sáenz, que, a la sazón, era obispo de Coria cuando se preparó dicho viaje.  Su gran amistad con Alfonso XIII “El Africano” dio lugar a que, en 1926, fuera nombrado arzobispo de Burgos.  En ese mismo año, el Papa Pío XI, que reconocería al bando franquista sublevado y se adheriría a la denominación de “Cruzada” que dieron a la guerra civil los obispos españoles, le nombraría cardenal.  Pedro Segura era un católico intransigente, ambicioso e inmovilista y ultramonárquico hasta las cachas.

Estando al frente de la archidiócesis de Sevilla, prohibió, bajo pena de excomunión, los bailes agarrados y la asistencia a ciertas obras de teatro y cinematográficas. A los quince días de proclamarse la II República Española, ya comenzó a conspirar contra ella.  Desde el púlpito, llamaba a rebelarse: “Cuando los enemigos del reinado de Jesucristo avanzan resueltamente, ningún católico puede permanecer inactivo”.   Sus incendiarios sermones desde la catedral de Toledo, atacando a la República y ensalzando la monarquía, haciendo veladas manifestaciones a la insubordinación y sublevación de la España Católica, dieron lugar a que fuera expulsado del país el 15 de junio de 1931.  Desde el exterior, continuó criminalizando   al régimen republicano con su furibunda oratoria.

Alfonso XIII se encargó de que Pedro Segura fuera vicepresidente en el Patronato que se creó a raíz de la visita real al territorio jurdano y lo nombró “Apóstol de Las Hurdes”.  Algunas revistas satíricas de la época, en vez de “apóstol” lo llamaban el “Marqués de Las Hurdes”.  Cargado de prejuicios morales y materiales y sin conocer absolutamente nada de los complejos entresijos de la comunidad jurdana, puso todo su celo en evangelizarlos como si fuera un misionero o un clérigo de los que acompañaron a los conquistadores españoles en sus aventuras, no siempre pacíficas, por los míticos mundos de El Dorado.  Su fanatismo religioso y su carácter autoritario y ultramontano le llevó a serios enfrentamientos con algunos maestros de la zona, de espíritu regeneracionista y partidarios de una doctrina cristiana de carácter social y no dogmática.
Como vamos viendo, los miembros más significados que acompañaron al rey Alfonso XIII en su viaje a tierras jurdanas hacían buenas migas con este monarca, cabeza visible de una monarquía corrupta y autoritaria.  En el momento en que se cayeron los palos del régimen monárquico, en abril de 1931, por las calles de los pueblos españoles hasta los chavales cantaban aquello de: “¡Alirón, Alirón, Alfonsito es un ladrón!”.  Y no iban descaminados, pues la figura de Alfonso XIII estaba totalmente desprestigiada, al estar inmersa por escándalos relacionados con enjuagues mafiosos de empresarios del juego y la hostelería o sobre el caciquismo en las concesiones de ferrocarriles y monopolios.  Aparte, muchos abusos de poder, sobre todo en el período de la dictadura, consentida por el monarca, del general Miguel Primo de Rivera y Orbaneja.
…………………………………………………………………………………………….
Es la hora de acompañar a nuestros poetas en su recorrido por estos intrincados y espinosos renglones que, a veces, trazan nuestra pluma.  Ellos, los poetas, nos serenan el ánimo con sus versos y asedan nuestras calenturas (no las generadas por la luna de enero, que siempre son bienvenidas).  Ismael Carmona García nos extiende el pliego de la tercera parte de su poema “Oda Triunfal Las Cigüeñas”, en cuyos versos el vate lanza un reto y vuelven a aparecer los oplitas travestidos de camioneros.  De su poemario “Pan i Verea”.

ODA TRIUNFAL LAS CIGÜEÑAS
Palrai,45 que yo despaciosu vos oyu,
enque los vuestrus guarrapeus
me resultin tan empacinosus comu una piara corianas que patinean
por un alpichín heyondu i negruciu.
Por essu quizá que aigais dau
50 trabucu i honda
alos camionerus-oplita
que arroean los vuestrus bosquis
de tabúas i los vuestrus hoyancus
ojerosus. Es quizá que por essu,
55 deque gañitu aspiraciones
[7] i sonis afechaus,
a zumbatarama arrehuyin,
se trompieçan ellus i ellus
creciendu balaguerus recarcaus
60 de pita i de promu en vera los ríus.
Quizá que quienquiera que quei
, por él gastal-si más
que un exércitu cenorias languiosas,
pastueñu i emportanciosu
65 s’empeniqui i me gaña:
—¿Qué lengua hablas, extranjero?
I entoci es quandu atopi el hilarau
harapal en baxu’l trabucu
i agarri
i tiri
i estiranti i sirva el hilinu
70 de passilera entre los diosis
i las hormigas.

Sin poder ver de una puñetera vez su anatomía, envuelto eternamente en los grises de la borrina, “El Poeta de la Niebla” se las apaña para hacernos llegar un poema que hurga en los misterios de la luna de enero.  De su poemario: “Los Muertos”.
LUNA DE ENERO I
Luna medio llena:
manchas negras sobre preñez blanca.
Linterna gigante
y aureola matizada en jaldo.
Cantares te sobran, oh luna de enero,
pelando la pava, amores en celo,
quintos de mi quinta, rondas domingueras,
tamboril y flauta y el pandereteo,
cayada galana, el palo quebrado,
vino y aguardiente, gritos de quimera,
bravíos jijeos, el Gallu del pueblo…
Pero, ay, luna lunera, y cascabelera.
Ay luna tan mía, luna de los muertos
(uno más seré de aquí a cierto tiempo).
-Sombras que tú ves en su gorda panza
-me dijo un paisano-
son de los finados que llevan a cuestas pesados maderos.

¡Ay, Federico, cómo lloran lloran!  Lloran los gitanos.
¡Ay, que al niño se lleva la luna!
¡Cómo retumba y retumba el tambor del llano!

Comentarios
Añadir nuevo
Torpedo   |2022-01-19 22:39:50
Estuve una vez en Las Hurdes hace ya un montón de años. Estaba en un bar de
Nuñomoral y escuché a una mujer con buena oratoria (luego me enteré que era
una administativa del Ayuntamiento del pueblo) poniendo como un santo al
cardenal Pedro Segura y así lo creí; pero ahora leo su trayectoria y me hago
cruces. ¡Menudo pájaro! No me extraña que curas y monjas les comieran el
coco bien comido a los jurdanos que se dejaron que se los comiesesn, pues esa
gente montañesa son muy suyos y no se les convence así por las buenas, por eso
siempre ha habido curas y monjas en la zona a porrillo, intento reevangeilizar a
los paisanos.
Laurentina   |2022-01-19 22:48:52
En mis tiempos jóvenes cántabamos una canción sobre la luna de enero;
todavía recuerdo alguna estrofa: "A la luna de enero, te me pareces, por lo
clara y bonita y reluciente". También cuando íbamos al baile los domingos
en el mes de enero, nos decían algunas viejas de forma picarona: 'tened cuidado
cuando bailais con los mozos, que esta noche os coge la luna y os saca para
adelante', o sea que tuviéramos cuidado porque decían que era el mes en que
más mozas quedaban preñadas por un descuido. La luna tiene muchos misterios y
de la luna de enero se decían muchas cosas, que ya se van olvidando porque la
vida viene de otra manera.
JURDANA   |2022-01-19 22:55:03
. La puesía de esta vez es bien larga, verdad que sí señol Ismael? Ando
con ganas de quealmi bien con tó lo que dici, peru no es tan fácil, que hay
algunus versus que me se escapan. Entoavía no acabu de entendel el títulu,
esi de Oda Triunfal de las Cigüeñas, habrá que esperal a que acabin de
publical la puesía entera pa aluegu leella de un tirón y comprenderla cumu es
debíu. Me gusta la puesía que le dedica a la luna de eneru el Pueta de la
niebla. es alegri y tristi a la vez, cumu es tamién la luna.
JURDANA   |2022-01-19 22:55:08
. La puesía de esta vez es bien larga, verdad que sí señol Ismael? Ando
con ganas de quealmi bien con tó lo que dici, peru no es tan fácil, que hay
algunus versus que me se escapan. Entoavía no acabu de entendel el títulu,
esi de Oda Triunfal de las Cigüeñas, habrá que esperal a que acabin de
publical la puesía entera pa aluegu leella de un tirón y comprenderla cumu es
debíu. Me gusta la puesía que le dedica a la luna de eneru el Pueta de la
niebla. es alegri y tristi a la vez, cumu es tamién la luna.
JURDANA  - viadelaplataex@gmail.com   |2022-01-19 23:00:27
Un rey como Alfonso XIII totalmente desprestigiado y ahora quieren refregarle la
cara con un buen estropajo y un jabón que quite toda la roña, con eso de que
quieren celebrar el primer centenario de su viaje a Las Hurdes, cuando para lo
único que sirvió fue para toda una exhibidión de los cuatro tarados y
pordioseros, con todo el respeto hacia ellos, que había en todos y cada uno de
los pueblos de España y de Europa en aquellos años 30. A estos le sacaron
fotos a montón, colocándose el "Alfonsito ladrón" de la copla y sus
acompañantes al lado de estas tristes personas, a fin de resaltar más en las
crónicas la falsa miseria que había en Las Hurdes, ya que algunos confunden
economía de subsistencia con miseria.
Pedrolo   |2022-01-19 23:07:14
Si el Gobierno de la República hubiera puesto de patitas fuera de España a un
montón de elementos como el cardenal Segura por intrigar contra el régimen
republicano, posiblemente no hubiese triunfado el golpe de Estado del 36, pues
se sabía bien quiénes eran los que estaban conspirando contra la República.
A lo largo de la historia, se ha avisado muchas veces de que el fascismo y la
tiranía estaban asomando el morro por todas las esquinas, pero los diferentes
gobiernos nunca se lo tomaban en serio y así ocurrió más de una vez, que
cuando quisieron reaccionar ya tenían encima a los militares apoyando los
golpes totalitarios; ojo por la tanto con la ultraderecha y otras derechas que
en este país no estaán acostumbradas a no ser ellas las que gobiernen, mucho
ojo.
SACAMANTECAS   |2022-01-19 23:13:19
Alfonso XIII repartía los títulos nobiliarios a lo loco; a todos los que eran
de su cuerda, les colocaba medallas y por cualquier cosa nombraba marqueses,
condes, duques, barones, etc. Al cardenal Pedro Segura, que era de los suyos,
un monárquico que según afirmó no le importaba que la Inquisición se
volviera a implantar en España, no nombró "Apóstol de Las Hurdes",
pero entre paréntesis iba, detrás de apóstol, lo de "marqués". Todo
esos títulos trabajaron febrilmente para que triunfara el golpe de Estado que
trajo una maldita guerra que desgraciadamente la ganaron los golpistas. Ahora
quieren lavarle la cara a todos ellos, en vez de juzgarles, aunque sea en efigie
por haber muerto, y que el pueblo español se entere de la verdad, que quedan
muchas verdades por saberse.
Pollopera   |2022-01-20 14:29:03
Menuda cuadrilla acompañaba al monarca Alfonso "El Africano" a tierras
hurdanas. Ni escogidos. Bien dice el refrán que "Dios los cría y ellos
solos se juntan". Ahora, cuando vayan el Felipe y la Leticia en junio a la
comarca de Las Hurdes, tendrán que llevar una comitiva también de la cuerda
monárquica, sin que pueda faltar Guillermo Fdez. Vara, que con tan buena cara
ha acogido esa propuesta de que los reyes visiten tal comarca, ya es sabido que
el presidente de la Junta extremeña es del ala "pesoísta" monárquica,
no socialista, porque los socialistas siempre fueron laicos y republicanos.
Zacatúa   |2022-01-20 14:37:41
Antiguamente los mozos se escalabraban a palos en las romerías y en las rondas
por la noche de los domingos, sobre todo en el mes de enero, del que dicen que
es el más frío del año. Oí comentar a los viejos que se daban de palos para
entrar en calor cuando caía la helada con todas sus fuerzas en esas noches y
tenían que estar debajo de los balcones o al pie de las ventanas rondando a las
novias o a las amigas; si se cruzaban dos cuadrillas de ronda ya estaba liada y
a ellos ayudaba el mucho vino y aguardiente que se llevaba encima. Los mozos
eran tan brutos como la propia naturaleza con la que tenían que bregar.
Obdulia   |2022-01-20 21:22:20
"A la luna de enero/le falta un día/ y a mí me falta otro/ pa que seas
mía". Había muchos más cantares sobre la luna de enero y es muy cierto
que la gente antigua creía que esa luna era como la diosa de los enamorados,
que decían que si estos se quedaban una hora mirándola aseguraban el amor para
toda su vida. También decían que la luna de enero cogía a los animales y los
ponía verriondos, o sea, en celo.
ZASCANDIL   |2022-01-20 21:27:31
Leí en alguna parte, no recuerdo ahora mismo donde fue, que a los jurdanos los
obligaron a rebautizarse los frailes de un convento que se levantó en Las
Hurdes en el siglo XIII. Los llevaron al río Jurde, que los frailes lo dieron
en llamar río Jordán en recuerdo del río donde San Juan bautizó a Cristo o
no sé si fue al revés, que se llamaba río Jordán. Obligaron a meterse en
el río a todos, chicos y grandes y los rebautizaron, porque dudaban que
estuvieran bautizados pues tenían muchas creencias paganas. Seguro que ese
cardenal Segura también desconfiaba y por ello pretendió rebautizarlos por
segunda vez aunque no se salió con la suya. Vaya hatajo de clérigos más
zumbados.
Nuria   |2022-01-20 21:38:27
O sea que el doctor Gregorio Marañón era buen amigo de Pilar Primo de Rivera,
que más que falangista era nazi, pues la Sección Femenina era el equivalente
de la Organización de Mujeres Nacionalsocialistas, dirigida por Gertrud
Scholtz-Kilink, una naZi convencida, del círculo de Adolf Hitler. Gregorio
Marañón estuvo bien incrustado en el franquismo, colaborando asidudamente con
los golpistas fascistas; uno de sus hijos era un conocido dirigente de la
Falange de Franco y tuvo importantes cargos en la dictadura. Nos han endulzado
mucho la figura de Marañón, pero nunca nos dijeronla verdad, ni en la
dictadura ni en la democracia.
Carnitoro   |2022-01-20 21:43:58
Pregunto: ¿Por qué la Ley de Memoria Democrática no hace referencia también
a todos estos personajes como Alfonso XIII, el cardenal Segura, el doctor
Marañón o el doctor Goyanes? ¿Acaso merecen figurar en rótulos y en
bustos o estatuas sabiendo cómo fue su pasado? Si la Memoria Democrática
pretende eliminar todos los nombres de personajes ligados estrechamente a la
dictadura franquista, tanto conspiradores como mentores, no tiene por qué hacer
excepciones, por muy blanqueados que estén o incluso los pretendan blanquear
ahora. Medias tintas nunca fueron buenas.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI