De cómo el exgeneral Queipo justificó los bombardeos sobre Madrid

El sicópata enano amanreado y la "Bestia"

ARTURO DEL VILLAR. LOS restos del exgeneral golpista Queipo de Llano han sido exhumados de la basílica sevillana de la Macarena, en donde la Iglesia catolicorromana los custodiaba, en agradecimiento al llamado virrey de Andalucía por su papel eminente durante la guerra de 1936. Fue el responsable de los 45.000 asesinatos de republicanos llevados a cabo durante la contienda en la región, y además tiene en su cargo haber ordenado al gobernador civil  de Granada, José Valdés, el fusilamiento de Federico García Lorca. Se hicieron tristemente famosas sus charlas radiofónicas, en las que amenazaba e insultaba a quienes permanecieron fieles a la legalidad constitucional, mientras ensalzaba a las tropas sublevadas, falseando informaciones sobre sus conquistas. Como una muestra de su actividad radiofónica, repasemos lo que dijo sobre los bombardeos aéreos  rebeldes sobre Madrid.

Comenzaron el 31 de octubre de 1936. Los exgenerales sublevados anunciaron que el día 7 de noviembre oirían misa y tomarían café en la Gran Vía, con la capital de la República dominada. Para ello contaban con la actuación de los bombarderos nazifascistas a su servicio. Durante los días siguientes continuaron los bombardeos, sin que el ánimo de los madrileños decayese, porque habían lanzado un “¡No pasarán!”, que además se leía en carteles y colgaduras callejeras.

Las bombas causaron numerosísimas muertes entre la población civil, además de destruir edificios y de abrir boquetes en las calles, pero el coraje de los madrileños lo superó todo, incluso haciendo gala de ese humor castizo solamente posible en Madrid. Les faltaban alimentos y medicinas, pero les sobraban redaños y bríos para superar con valor las dificultades.

Algunos corresponsales de medios informativos extranjeros denunciaron la barbarie de bombardear a la población civil, pero los exgenerales deseaban destruir la capital de la República Española para así conquistarla sin resistencia. Tuvieron que aplazar la misa y el café por más de dos años. Ahora que algunos historiadores intentan reescribir la verdad indiscutible de la historia, hay quienes presentan al exgeneral Queipo de Llano como un hombre de mando, autoritario, pero generoso. Para demostrar la falsedad de esa tergiversación de los hechos están las hemerotecas.

Mientras la edición madrileña del diario Abc, incautado por los sindicatos obreros, informaba certeramente sobre la realidad de los combates, la edición sevillana, controlada por Queipo, falseaba las noticias, y además reproducía sus insultantes charlas radiofónicas. El diario archimonárquico y ultraconservador sabía mucho de aviones, puesto que organizó la expedición del Dragon Rapide para movilizar la sublevación militar en Maruecos, con el dinero aportado por su propietario, el fatídico Luca de Tena, y la colaboración económica del exiliado Alfonso de Borbón, que disponía de su fortuna íntegra en bancos europeos.

UN ESTRAGO ESPANTOSO

El ejemplar del Abc impreso en Sevilla el martes 3 de noviembre de 1936 reproducía primero la charla radiada por Queipo el domingo día 1, a partir de la página 4. Es muy aleccionador lo que berreó acerca del bombardeo iniciado sobre Madrid por sus cómplices nazifascistas:

El periódico Política dice con grandes caracteres: “Madrid, a prueba de peligros. Impotencia del enemigo.” Y bajo estos titulares empieza un indignado comentario acerca del bombardeo que efectuó ayer nuestra Aviación sobre Madrid, que según mis noticias causó un estrago verdaderamente espantoso.
El desconcierto en la capital fue terrible, sobre todo entre los marxistas, porque nuestros aviadores suelen dar a donde apuntan, y no les pasa lo que a los de ellos, que jamás dan en los blancos que se proponen.

Le parecía extraño que Política, el periódico fundado por Manuel Azaña se indignara al comentar el bombardeo sobre la población civil madrileña. Sin embargo, él mismo reconocía que “causó un estrago verdaderamente espantoso”. Al parecer, en su opinión, los medios de comunicación leales al Gobierno constitucional debieran aplaudir los bombardeos fascistas, felicitándose de que fueran muy espantosos por el número de muertes causadas, cantas más mejor.

Resultaría jocoso, si no se tratara de un crimen de guerra, leer que los aviadores fascistas acertaban siempre en los blancos buscados, en tanto los leales jamás lo conseguían. Así se expresaba el exgeneral Queipo, que solía ponerse ante los micrófonos con unas cuantas copas de más en el estómago, lo que le obnubilaba la escasa inteligencia de que estaba dotado. Después aludía a la edición madrileña de Abc, que se mantenía leal a la República:

ABC dice que es preciso que se enteren las naciones civilizadas del bombardeo fascista, que es lo más salvaje y lo más inhumano del mundo, puesto que bombardean poblaciones como Madrid, haciendo grandes estragos sobre la ciudad y matando a mujeres y niños inocentes. La Pasionaria, la madre de todos esos comunistas, ha dicho también horrores, insultándonos de una manera verdaderamente propia de la antigua criada de la taberna de Somorrostro, por los efectos del bombardeo.

El comentario sobre la edición madrileña del diario Abc, en su única etapa decente, mientras estuvo incautado, porque antes y después ha sido y continúa siendo un panfleto monarquicofascista, resultó muy exacto, aunque el exgeneral rebelde intentase presentarlo negativamente. Era inevitable el insulto a Dolores Ibarruri, especialmente odiada por los fascistas, debido a sus arengas a favor de la resistencia de las poblaciones, dirigiéndose especialmente a las mujeres. Gritó el “¡No pasarán!” y declaró que “Es preferible morir de pie a vivir de rodillas”,  lo que infundía valor y coraje tanto a los milicianos como a los civiles. Al exgeneral Queipo le parecía muy mal que denunciara los bombardeos sobre Madrid de sus aviones.

JUSTIFICACIÓN DEL BOMBARDEO

Pero lo más increíble de su charla fue la justificación hecha del bombardeo. Solamente el consumo de unas cuantas botellas de vinos andaluces puede explicar, ya que no disculpar, que su mente obtusa encontrara motivos para respaldar aquel acto criminal, el iniciador de una campaña de acoso inútil, ya que los madrileños no se acobardaron:

Porque hay que tener en cuenta que bombardear una población que está cercada y a la que se va a asaltar es un acto de guerra, puesto que causa desmoralización en el enemigo sin que se tengan en cuenta el mayor o menor número de bajas. Bombardear una población como Madrid, que está rodeada de trincheras y defendida por muchos miles de hombres, y a la que vamos a acometer inmediatamente, eso es lo lógico, lo racional.

Solamente un cerebro fascista podía ser capaz de expresarse así. Es la justificación de la barbarie para desmoralizar al contrario, sin importar el número de bajas que esas acciones criminales pudieran ocasionar, además entre la población civil. En los periódicos madrileños aparecieron por entonces fotografías de niños muertos a consecuencia de los bombardeos, pero tampoco pueden tener ninguna justificación las muertes de hombres y mujeres, por no ser combatientes. Se atrevió a calificar de racional el bombardeo sobre Madrid, basándose en que la defendían “muchos miles de hombres”, dijo, seguramente sin carácter inclusivo del término, aunque también las madrileñas estaban implicadas en la defensa de su ciudad. Era preciso, en su criterio, aniquilar la resistencia, para así conquistarla fácilmente, quizá creyera que sin encontrar resistencia.

A partir de la página 6 del mismo ejemplar se reprodujo la charla de la noche anterior, 2 de noviembre, y al leerla nos tenemos que sonreír, ante la credulidad fatua del exgeneral Queipo, quien exabruptó estas opiniones dictadas por alguna euforia etílica, su estado natural:

Ha llegado el momento de la rendición. Verán ustedes qué poco se va a luchar en Madrid. Esos dirigentes, como ese general ruso, a pesar de que en su conciencia saben que no podrán resistir, y que la guerra está perdida, siguen engañando a los pobre obreros.

La verdad histórica es que Madrid resistió hasta el final de la guerra, y que nunca se rindió ante el ejército rebelde, sino que fue traicionada por el judas encargado de su defensa, el inmundo coronel de Caballería Segismundo Casado, comandante jefe del Ejército del Centro, que la entregó a los sitiadores. En enero de 1939 este gran traidor tomó contacto con militares sublevados, para negociar la capitulación de Madrid. El 20 de febrero acordó la rendición de la capital ante los extenientes coroneles rebeldes Centaño de la Paz y Guitián. Cinco días después el miserable desertor era ascendido a general del Ejército leal por una orden de la Presidencia del Gobierno, al desconocer sus actividades secretas.

El domingo 5 de marzo de 1939 el inmundo Casado y sus compinches anunciaron la constitución de un Consejo Nacional de Defensa, encargado de entregar Madrid a los primitivos rebeldes, a los que tan cuidadosamente imitaban. Así el día 28 los sublevados entraron en la indefensa y traicionada Madrid, en un paseo sin resistencia.

Por la heroicidad demostrada durante todo el desarrollo del conflicto bélico, Madrid fue llamada Capital de la Gloria, y mereció ser cantada por grandes poetas. Se excedió en su optimismo el exgeneral Queipo, al anunciar el 2 de noviembre de 1936 que se iba a luchar muy poco en sus calles. Las bombas no vencieron el valor de los madrileños. Solamente los derrotó la traición. Bien se puede llamar invicta villa a Madrid, puesto que no fue vencida, sino vendida.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO





Comentarios
Añadir nuevo
SICÓPATAS   |2022-11-05 21:39:21
EL CONJUNTO DE PERSONAJES QUE PROTAGONIZARON EL GOLPE DE ESTADO DEL 36, BIEN LOS
QUE LO HICIERON DIRECTAMENTE, MILITARES FGASCISTAS, BIEN QUIENES LO FINANCIARON,
TERRATENIENTES Y BANCA, BIEN QUIENES LO APOYARON IGLESIA Y BURGUESÍA
CONSERVADORA, CONSTITUÍAN UNA VARIOPINTA TIPOLOGÍA DE SICÓPATAS A LA ALTURA
DE HITLER, Y SU CAMARILLA, QUE TUVIERON UN PAPEL IMPORTANTE EN LA CONTIENDA
POSTERIOR AL GOLPE.
RED   |2022-11-05 21:59:17
horroriza pensar ahora el ambiente de terror y muerte que sembraron los
fascisrtas aessinos descerebrados, malas bestias durante 40 años de crímenes y
represión, 1936-1975
canalla nazi   |2022-11-05 22:08:39
Queipo de Llano arengaba a sus hombres a que violaran a las mujeres
republicanas: “Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los
rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y a la vez a sus mujeres.
Esto está totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican
el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no
milicianos maricones. No se van a librar, por mucho que berreen y pataleen.”
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI